26 de julio de 2018

COLUMNA

José Antonio Lavín Reyna
“Hacía tantos años que no alzaba la cara, que me olvidé del cielo”: Juan Rulfo.

Al borde del despeñadero.

“La historia –escribió Marx– comienza como drama y termina como farsa…”, lo que ya descifrado destaca el tortuoso proceso y quehacer que los sujetos han enfrentado en una larga marcha que, de suyo, sobrevino de lo trágico (comunidad primitiva, esclavismo, feudalismo) hasta derivar en la aterradora brutalidad capitalista y remedos socialistas que configuran, a la luz de la historia, la válida tesis marxista: del principio al final la vida y muerte de la raza humana sojuzgada, de la antigüedad a la modernidad, pasó del purgatorio al infierno... LEER MÁS.