26 de abril de 2018

Llamado Ciudadano

Compañero Comerciante: 

La pirámide de Maslow es una teoría psicológica que explica la motivación humana por satisfacer sus necesidades dividiéndolas en niveles de tal modo que la base de la pirámide son las necesidades fisiológicas y la cúspide son las necesidades de autorrealización. Esta teoría explica como el ser humano lucha por satisfacer sus necesidades de acuerdo al nivel en que se encuentre y es claro que lo más fuerte serán las necesidades básicas, pero conforme se va subiendo de nivel en la pirámide el siguiente nivel se vuelve tan básico y necesario como el que ya se superó, de tal suerte que todo el tiempo el ser humano luchará por satisfacer sus necesidades según su nivel socioeconómico y cultural. Esto explica cómo sin importar el nivel todos no encontramos luchando por satisfacer nuestras necesidades, y por si todavía no es claro, conforme se aumenta de nivel las necesidades se vuelven más grandes y más caras. Un sabio me dijo alguna vez: “Quieres ser feliz, mira para abajo. Quieres ser infeliz, mira para arriba”. Y es así como nos encontramos sumergidos en una fantasía por luchar y alcanzar otro nivel, creyendo que realmente tenemos el control, cuando tenemos que jugar con reglas injustas en un sistema que solo nos hace trabajar más para ganar menos. Tal vez no es muy evidente, pero lo que sí es claro, es que si no hacemos algo por cambiar nuestra realidad podrán llegar 10 mesías y nuestra situación en lugar de mejorar podría empeorar; lo que sí podemos ver de manera evidente es la indolencia de nuestros políticos tradicionales y su insaciable hambre de poder, ya que son los mismos personajes que cada 3 ó 6 años solo brincan de un espacio a otro para seguir ordeñando el presupuesto público en beneficio propio y de su grupo de poder, olvidándose por completo de las necesidades de la mayoría. Y esto no va terminar nunca si no tenemos el valor de participar activamente y desplazar de los espacios de poder a los mismos de siempre. Eso es estar cansado de lo mismo. Creo firmemente que solo con la participación activa de personas que no han vivido del presupuesto se puede hacer algo por la mayoría, solamente alguien que de verdad le toca lidiar con la realidad y sus reglas injustas puede entender las necesidades del pueblo, ya que alguien que está muy por arriba de los niveles básicos luchará por satisfacer sus propias necesidades, las cuales son mucho más caras que los de la mayoría. Estamos viviendo una parte de nuestra historia que es fundamental para crear un cambio en nuestro país y no permitir que con tanta riqueza que tenemos se le traicione a nuestro pueblo entregándoles por concesiones nuestros recursos a intereses extranjeros, permitiendo que la mayoría viva sin la posibilidad de satisfacer sus necesidades encerrándonos en un círculo que solo nos hace satisfacer necesidades básicas. Es hora de abrir los ojos y despertar a nuestra realidad, de dejar de creer que no pasa nada, de dejar de conformarnos con las sobras que nos deja este sistema. Nuestro país es muy rico, y no es justo que unos cuantos se repartan lo que por derecho es de todos. No merecemos vivir sin sueños y esperanza luchando para pagar canasta básica y gastos como renta, luz, etc. Tenemos el derecho de salir adelante y heredarles un mejor nivel de vida a nuestros hijos, y que no sólo trabajen para pagar deudas toda la vida. Solo con valor ciudadano podemos salir de esta realidad que nos vende una fantasía tan cara que nos tiene trabajando para pagar una deuda que se vuelve eterna porque las reglas así lo marcan.  
ATENTAMENTE TU AMIGO: 
ING. RAMIRO OCAMPO RODRIGUEZ 
CIUDADANO CANSADO DE LO MISMO