26 de abril de 2018

Abrevando


José Antonio Lavín Reyna

“Nunca he sido pobre, sólo he estado sin dinero. Ser pobre es un estado mental y no tener dinero es una condición temporal”: Mike Todd.

Debate insípido, rígido, no movió a los votantes.
Seleccionar a la mexicana o mexicano que va a ocupar la presidencia de la república no es tarea fácil. Complejo es comparecer en un debate entre candidatos, cada uno de ellos mostrando sus cualidades y defectos, sus aciertos y desaciertos. La prueba está en los palpables errores que alguno de ellos cometió al responder al interrogatorio mordaz que se le hizo. Por ejemplo: el candidato conocido con el sobrenombre de “El Bronco”, propuso como solución para la inseguridad, cortar la mano de los ladrones, y reiteró que esto era literalmente, no un símil, no un ejemplo. Posteriormente le preguntaron a este mismo candidato ¿Qué opinaba del matrimonio?, a lo que contestó “Que lo respetaba tanto, que se había casado tres veces”. Y en otra desafortunada intervención, se le criticó por que en ocasiones anteriores llamó gordas a las mujeres embarazadas, y dijo que así era la costumbre en el Estado de Nuevo León, lo que no es de ninguna manera cierto.
El debate del Domingo entre los candidatos aspirantes a la presidencia de México en el 2018, tuvo muchos aciertos, pero también problemas, acaso por causa de la premura y rigidez con la que se condujeron.
Un aspecto básico por el cual la confrontación dejó mucho que desear es haber ajustado las intervenciones a un minuto. Es por otra parte entendible este condicionamiento, ya que, de lo contrario los participantes se pudieran extender en su parte diciendo quizás, cosas sin sustancia o en otro caso aspectos muy importantes que no debieron ser interrumpidos por los dirigentes de los debates Sergio Sarmiento, Denise Maercker y Azucena Uresti.
Los tres moderadores estuvieron mejor de lo esperado. Había muchas dudas respecto a su papel imparcial dada sus posiciones anti lopezobradoristas. Pero sorprendieron por su actitud profesional en esta ocasión. Sin duda, la cantidad de referencias respecto del probable sesgo en su participación que circularon en redes sociales sirvieron para que se condujeran mejor de lo esperado. Añadiría que los moderadores deberían evitar que ante las preguntas concretas los candidatos se salieran por la tangente. Deberían detener su perorata y quitarles la palabra si insistieran en seguir con su monólogo. Lo que observamos es que cada quien contestaba aunque la respuesta no tuviera que ver con la pregunta. El caso más elocuente fue el de José Antonio Meade.
En dicho debate se cumplieron las expectativas en cuanto la dinámica del primer debate presidencial: le echaron montón a Andrés Manuel López Obrador. El formato pese a los cambios respecto al pasado sigue siendo restrictivo e inequitativo para quien es atacado por el resto, lo que no le da oportunidad de replicar. Como vimos claramente, trataron de darle una vapuleada a AMLO. No sabemos si fue concertado, pero como en política no hay casualidades, lo que miles vieron fue una lucha de todos contra uno, eso sí, con límite de tiempo.
Los politólogos no creen que las preferencias vayan a cambiar sustancialmente después de este primer debate. Quizás un par de puntos para Ricardo Anaya y paradójicamente para El Bronco, Jaime Rodríguez Calderón, a costa de Meade y de Margarita Zavala. Ya veremos las encuestas de esta semana. Todo indica que AMLO se mantendrá, pero quienes seguirán sin crecer serán Margarita y Meade.
En el cuarto de guerra de este último ya hay signos de alerta. Efectivamente las evaluaciones que se han difundido hasta el momento coinciden en señalar que los peor calificados por su desempeño en el debate fueron Meade y Margarita Zavala. No resultó lo que se esperaba por los asesores del priista.
Algo Más…
Por si o por no, pero el cuartel de guerra de Meade, ya empezó a sacar los obuses de gran calado. En un principio de acuerdo, dieron la bienvenida al financiamiento del portal Pejeleaks.org por varios importantes empresarios, solo que de acuerdo con la más reciente información  que ha trascendido sobre sus orígenes, ya no apoyan a Meade, sino al candidato frentista Ricardo Anaya. Debe decirse que este portal nació con el único objetivo de ser un mecanismo para exhibir y exigir rendición de cuentas por Andrés Manuel López Obrador.
Así como ese portal existen otros más. Si usted tiene Facebook podrá darse de ellos porque todos sus obuses van contra AMLO. Por cierto, estos mismos portales no han parado de mostrar fotos de ángulos que hacen ver a un AMLO cansado y harto de que le estuvieron pegando entre todos. No son estos espacios su fuerte. Sus asesores de imagen tendrán que trabajar en ello. Pero lo importante para él es que ya pasó el trago más amargo. En los siguientes dos debates, con excepción del tema de economía que ya sabemos cómo lo atacarán (que si su plan es del estilo de “Echeverría”, “quiere conducir a México hacia un modelo como el venezolano”, el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México o “que está en contra de la reforma educativa”), tendrá mejor oportunidad de contestar y dejar en claro por qué sigue arriba en las preferencias ciudadanas.
De acuerdo a los grandes politólogos que inundan con sus plumas las páginas de los principales diarios nacionales, se puede decir que ninguno de los cinco cumplieron con las expectativas. Ningún candidato presentó propuestas, más bien fue un circo de acusaciones de corruptos, sin pruebas verdaderas.
CCCLXXXXI.- Caramba, ya vieron cuántos valientes quieren exponer su vida o nadar de muertito y embolsarse unos cuantos millones de pesos. Once planillas van. Los que saben de esto, también los que quieren un hueso, señalan que el triunfo estará entre dos perdedores: David Gama y Oscar Díaz, aunque pese al saqueo que realizaron al erario público, sin recibir  castigo alguno, Antonio Jaimes Herrera y Raúl Tovar Tavera, le estarán metiendo algo de presión al evento. La misma situación, pese al lastre del padre, la pondrá el “independiente” Velino Rodríguez Leyva. Ellos se llevarán  el 90% de los votos útiles. Lo más lastimoso es que los dos primeros llevan a una caterva de individuos que solo van a robar. No creo que el resto de los partidos prendan entre los ciudadanos, debido a ese “valemadrismo social” de no votar.
Aunque sean palabras al viento, insisto que los ciudadanos debemos exigir que esa caterva de inútiles que llegan por dedazo a las regidurías se reduzcan al 50%  sus salarios y solo tengan la posibilidad de tener dos asesores. Es hora de que obliguemos a esos individuos a no vivir como reyes a costas de sus bueyes.
Sabías que: El lugar más seco de la Tierra es el desierto de Atacama de Chile y Perú. Se han registrado períodos de más de 400 años en los que no cayó ni una gota de agua en la zona central del desierto.
Hasta la vista.