23 de febrero de 2018

LECTURA POLÍTICA

Noé Mondragón Norato

Los perdedores de Meade
La plana mayor del PRI viene cerrando filas con su candidato presidencial, José Antonio Meade. La mayoría, son la de la vieja escuela tricolor. Es decir, aquellos que conocen el mapa electoral. La forma de persuadir a los votantes con bajo nivel escolar. E incluso, la operación orientada atorpedear resultados electorales adversos. Eso mismo ha labrado su propio desprestigio político. Y más que apoyar y arrojar buenos resultados para Meade –que sigue sin levantar en las encuestas-, todos ellos vienen persiguiendo su propia posición de poder. Porque son perdedores. Hay que ver por qué.
MEADE: AUGURIO DE LA DERROTA.- El candidato del PRI a la presidencia, designó a sus coordinadores regionales. Pero la radiografía ubica a la mayoría como perdedores: 1.- El ex secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong,  será el coordinador de campaña de los candidatos al Senado. Pero su paso por esa dependencia se midió con resultados negativos. En Guerrero en particular, hay cuando menos dos escenarios complicados para él: A) Cada vez que arribó a la entidad y anunciaba el cambio en las estrategias de seguridad, la violencia se recrudecía. No hay en Guerrero, una buena percepción sobre su desempeño como Secretario de Gobernación. B) Difícilmente podrá rescatar la deteriorada imagenque arrastra el candidato al Senado y ex alcalde de Acapulco, Manuel Añorve Baños. Su intervención podría medirse en Guerrero, en términos deadelantadas derrotas electorales. En sintonía a sus nimios resultados como representante de la política interior en México. Osorio Chong está en realidad, asegurando su pase al Senado por la vía plurinominal. Porque en el fondo, sabe que Meade, lleva el sello de la derrota electoral anticipada. 2.- En la primera circunscripción regional que comprende los estados de Chihuahua, Durango, Jalisco, Nayarit, Sinaloa, Sonora y las dos Baja Californias, va Manlio Fabio Beltrones Rivera, quien como dirigente nacional del PRI, perdió en la elección de 2016, 7 de 12 gubernaturas. Entre ellas, cuatro donde había gobernado en forma consecutiva durante 86 años: Durango, Tamaulipas, Veracruz y Quintana Roo. Esas derrotas le valieron su salida de la dirigencia nacional. Meade, evalúa que es un cuadro valioso a pesar de ello. Pero Manlio quiere asegurar otra vez, la curul en el Senado. 3.- La también ex dirigente nacional del PRI, Beatriz Paredes Rangel, será la coordinadora de la tercera circunscripción, que enmarca los estados de Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán. Su periodo quedó marcado por tres derrotas electorales emblemáticas para su partido, en los gobiernos de Oaxaca, Sinaloa y Puebla. Su fracaso como dirigente, se midió también, en otra negociación política fracturada que le sumó una derrota más: la de Guerrero en enero de 2011, llevando al ex priísta Ángel Aguirre Rivero, como candidato del PRD al gobierno de la entidad. Nunca pudo disuadirlo para que se quedara en el PRI. Y como Manlio Fabio Beltrones, Paredes Rangel no va por el triunfo de Meade, sino asegurando su pase al Senado. 4.- Finalmente, el ex gobernador René Juárez Cisneros, estará al frente de la cuarta circunscripción: Ciudad de México, Guerrero, Morelos, Puebla y Tlaxcala. En Guerrero, perdió la elección de senador en la elección federal de julio de 2012, pero aseguró su pase porque encabezaba la formula tricolor. En términos electorales, Juárez Cisneros no arrastra un buen plus. Al contrario: podría generar el efecto político contrario para Meade. Y lo que el ex gobernador y ex funcionario de la Segob estaría persiguiendo son cuando menos dos cosas: caer parado en la diputación federal plurinominal. Y empujar a su hijo René Juárez Albarrán y a su operador Daniel Pano Cruz, hacia el Congreso local. Meade, se rodeó de puro perdedor. Como previendo la debacle que se aproxima.

HOJEADAS DE PÁGINAS…Las perversiones de la política brotan de donde sea. El caso del ex edil de Acapulco, Félix Salgado Macedonio, resalta. Porque se fue al Morena en el primer lugar de la fórmula al Senado. Y mandó a su sobrina, Zulma Carbajal Salgado, a competir por la alcaldía de Iguala, no por el Morena, sino por el PRD. Qué tal.