26 de febrero de 2018

¡ES DE TODOS LOS DÍAS!

Por: Carmelo Corripio Pineda “El Búho”

Es de todos los días la repetición abominable de la pesadilla en que se convirtió México; en moto dos sujetos sin pudor ni miedo penetraron al templo y a quemarropa le dispararon al presbítero, hacen blanco, el cura ya va muerto cuando cae, una bala astilla la banca de madera y la detiene la alcancía de las limosnas. Dos mujeres hincadas en oración son testigos: declaran “los asesinos salieron caminando tranquilamente. El acto fue relampagueante”; lo hicieron porque se puede, igual que en los campos de concentración: “este crimen no quedará impune” ____ dicen los funcionarios____. Si observamos, esos funcionarios no desean parar nada, porque está de por medio el botín, la riqueza que da el crimen es enorme; mas de 2,600 homicidios han acaecido en México, de Enero a hoy; atrás del ilícito está el dinero.
El Jueves 22 de Febrero fui a la Feria, vi el celular, era la 1:45 am, mientras comía el tamal de elote, preparado con salsa, cebolla, queso en polvo, aderezo de crema para el paladar que solo los brujos de las ferias saben los secretos del sabor; el restaurant es el carro de tamales y un plástico para sentarte, no deja de tener su encanto ese momento, nunca pude controlar la vista ante el desfile de mujeres. De repente se va la luz, me alarma y me paro, el dueño del negocio nos calma: “coman tranquilos___ nos dice en voz baja___ los amigos vienen a cobrar el pisaje, yo se lo entrego a mi líder, y él, a los amigos. Ahora hay poca gente, estaremos a oscuras una hora y media, mientras hacen el recorrido y cuentan las entregas ¡No hay peligro, no hay violencia! ¿Y la Policía, y el Ejército? ___ pregunté___, me contestó: que se repliegan, desaparecen o se hacen invisibles ¡Cuando vuelva el alumbrado, vuelven las autoridades! La luz avisa que los amigos ya se fueron. Bonita chingadera___ pensé___ aquí tengo que estar de pendejo, testificando el poder de la delincuencia, más bien, el saqueo que hace el gobierno a través de la delincuencia, empleando el miedo que nos hacen sentir a nosotros los ciudadanos, que por pendejos no ideamos una estrategia para revertir las condiciones y sean ellos los que nos tengan miedo.
Hay una competencia involuntaria entre el poder público y sus miembros, por ocupar el primer lugar en la suma de delitos, desde los más graves como el exterminio masivo (los 43 de Ayotzinapa), o los comunes como la mordida (comercios, cantinas o tránsito), los responsables fingen demencia y voltean para otro lado, aunque les llamen por su nombre. A Peña públicamente le han gritado: “Devuelve la Casa Blanca”; o les quitan el fondo a la fuerza, como ocurrió en la asamblea, por haber tenido secuestrado el dinero para la reconstrucción. Ahí desenmascararon a los diputados Leonel Luna, Mauricio Toledo y Jorge Romero; con 57 votos a favor la Asamblea Legislativa aprobó en lo general las reformas al presupuesto de egresos de la Ciudad de México, y la Ley del Gasto Eficiente que envió el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera para que la Secretaría de Finanzas se haga cargo del fondo de reconstrucción que suman ocho mil millones de pesos, retenidos por los diputados antes mencionados, estos especímenes convirtieron el poder legislativo en un campo de lucha, empezaron a sillazos y no dudamos que terminen a balazos, solo por el dinero.
Los candidatos a la presidencia de la República, AMLO, Anaya y Meade, sin características de hombre de estado para procurarse el voto, recurren a la ofensa personal, al sarcasmo, se tratan con ironía y burla, en el círculo íntimo opinan de los otros, es abyecto, amoral, almas bajas de esbirros, traidores, homicidas, ladrones y todas las bendiciones bíblicas; señalan al señor Barreiro, como el prestidigitador de las triangulaciones de Ricardo Anaya, con facultades de ilusionista para desaparecer todo vestigio del lavado de dinero, de Meade dicen: es responsable del aumento de la gasolina, de la formulación de FOBAPROA que los mexicanos estamos pagando, de la reducción de apoyo al campo, y ahora de la asociación delictuosa con Rosario Robles por los 1700 millones de pagos que se hacían mensualmente a 800 difuntos que consta que desde hace mucho tiempo habían muerto y exhibieron las constancias de las actas de defunción.
En el concierto de los pueblos del país, la opinión en contra del gobierno es un grito en donde se ordenó el toque de los tambores de guerra, para todos los mexicanos la opinión en contra del gobierno es de resentimiento y francamente odio, pero no solamente en el concierto nacional sino en el internacional, oigan ustedes lo que dice James Carvallo ex presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, quien expuso que el gobierno mexicano es el único actor que no reconoce la grave crisis en materia de derechos humanos que enfrenta México. Lejos de ello, a dedicado una suma millonaria de recursos en propaganda para impulsar su imagen en lugar de responder y resolver la situación que enfrenta el país, aseveró al participar en la presentación en México del informe anual 2017-2018 de Amnistía Internacional, enfatizó que organismos internacionales como la oficina del alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y otros relatores de la ONU, la propia CIDH, agrupaciones civiles nacionales y externas, han documentado y decidido que en México, la crisis en materia de derechos fundamentales es real.

Es una evaluación compartida por todos los organismos internacionales, menos por el estado mexicano, que no ha aceptado la gravedad de la crisis. Contrario a ello el presidente Enrique Peña Nieto, ha gastado dos mil millones de dólares en publicidad en lugar de responder y solucionar las muertes y desapariciones de sus gobernados, ha buscado maquillar su imagen y no mostrar un compromiso con los derechos humanos.