22 de marzo de 2018

Tribuna Pública


Francisco Javier Copeño Castro

*Jesús Zambrano, quiere bloquear las aspiraciones de LMA…
*Su propuesta a la Diputación Local, Zulma Carvajal: Barrientos…
*Lázaro Mazón tiene a salvo sus derechos políticos en el PRD…
*La integración de planillas, factor fundamental para ganar…

No conformes con que varios grupos se han ido del PRD en Iguala a otros partidos, ahora y además de estársela haciendo cansada a su candidato a la Alcaldía, Óscar Díaz Bello, a través de la impugnación de Zulma Carvajal Salgado por el asunto de la paridad de género, lo que se traduce en que a pesar de las buenas intenciones que existen y la proyección que manifiestan, no hay una unión sólida al interior; pero además, nos hemos enterado a través de los medios de comunicación, que a nivel nacional también están buscando como obstaculizar al doctor Lázaro Mazón Alonso, en su búsqueda a la Diputación al Distrito 22 –ahí dicen que el 21- porque a decir del dirigente del PRD en Guerrero, Ricardo Ángel Barrientos, los de la corriente Nueva Izquierda cuyo dirigente es Jesús Zambrano, es quien ha dicho que esta postulación no le hace bien a la coalición “Por Guerrero al Frente”, integrada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. Comenta para una entrevista el Diario La Razón, en su edición del 20 de marzo, que Nueva Izquierda, está presentando la propuesta en la persona de Zulma Carvajal Salgado, tal vez esa sea la condición para que ya no se moleste a Óscar Díaz, pero el PRD y los partidos coligados deben analizar dicha situación, porque no es lo mismo Lázaro Mazón que Zulma Carvajal, dicho esto con todo respeto a la dama en mención; creemos que la empresaria Zulma Carvajal, también debe tener bien definido que a pesar de los apoyos que pueda recibir, tanto Óscar Díaz Bello, como el doctor Lázaro Mazón Alonso, le llevan amplia delantera en todos los ámbitos en que quiera competir, alguien debe decirle que le ayuda más a su partido sumándose a los trabajos de los candidatos de su partido y los partidos coligados que estar desgastándose en tribunales que aunque le dieran la razón, sencillamente sería para perder por un margen muy amplio y esto, no quiere decir que no tenga capacidad, sino más bien que los dos anteriores tienen un camino recorrido, son más conocidos y tienen trabajo previo, Óscar Díaz desde la Diputación Local en la anterior Legislatura y el doctor Lázaro Mazón Alonso, como el haber sido dos veces Alcalde de nuestra ciudad, Senador y exsecretario de Salud en el Estado, que de mala leche le pongan de pretexto haber sido el padrino del exalcalde José Luis Abarca Velázquez, y por el simple hecho de que nunca ha negado su amistad con aquel, eso no le resta méritos para poder aspirar a ser el próximo diputado local. Insistimos se debe tener cuidado con las decisiones que se tomen al interior del PRD, porque aunque se dude de que no las tiene todas consigo en esta próximas elecciones, la verdad es que está difícil la cuestión. Claro que en sus equipos de campaña de ambos personajes, no pueden ni deben aceptar esos díceres, porque simplemente no pueden dar esa impresión ante sus seguidores, simpatizantes y posibles votantes a su favor. Aunque también el cómo se muevan y se organicen los partidos de enfrente, puede acrecentar o disminuir el apoyo hacía uno u otro lado, porque por poner un ejemplo,   les podemos decir que si es verdad la lista filtrada de los posibles integrantes de la planilla de los Síndicos y Regidores de la planilla del PRI, algunos no aportan prácticamente nada y por el contrario le restarán votos a dicho instituto político y aunque válidas las aspiraciones de los mencionados y mencionadas, existen por lo menos tres que nada tiene que hacer en dicha planilla; por cierto en esa lista se menciona a la Secretaria General del PRI igualteco, la señorita Christian Magaly Parra Vázquez, quien junto con el dirigente del PRI local, Emmanuel Estrada López habían dicho que no irían en busca de dicha posición, en fin no cabe duda que la tentación es grande y si existe la oportunidad pues no la va dejar ir. ¿O sí? ¡Claro que no! ¡Hasta la próxima y salud!