ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

10 de agosto de 2017

Tribuna Pública

Francisco Javier Copeño Castro


La urgencia de parte de locatarios del Mercado Municipal “Gral. Adrián Castrejón” porque se ocupe “La Rampa”, es porque se piensa que con dicha acción vendrán en cascada todas las demás acciones para medio componer el estado anárquico que se vive en dicho centro de abasto; sin embargo nosotros a título personal diferimos de esto, porque existen acciones que pueden realizarse sin que forzosamente primero se ocupe “La Rampa”. Claro está, las autoridades se han tardado en darle el uso para el cual fue construido dicho espacio, se han argumentado infinidad de pretextos pero todo es con por un solo motivo, no darle problemas al Presidente en turno. Así se hizo con el hoy Senador Estaban Albarrán Mendoza, -quien por cierto a pesar de fotos y demás, un pajarito nos dijo que está muy molesto con el doctor Herón, porque no ha respetado algunas cosas que acordó él con varios sectores de la población- sus colaboradores siempre manifestaron que no querían causarle problemas al Alcalde. Hoy es algo similar, no quieren problemas para el doctor Herón Delgado Castañeda, la verdad no entendemos dicha postura porque dice el dicho que, “el que se mete a redentor, sale crucificado”, las acciones de un gobernante deben ser congruentes entre el decir, pensar y actuar; pero hacer las cosas al parejo, porque aquí cabría la pregunta en el sentido de que porqué en CAPAMI se contrata a un despacho externo para hacer cobros por adeudos y en otros rubros no, los gobiernos deben actuar siempre salvaguardando el interés colectivo sobre de los intereses particulares, el actual gobierno no ha sido capaz de tomar la decisión importante e impostergable de hacer uso de “La Rampa”, aún y a costa de inconformidades que siempre las habrá, incluso hay funcionarios y ediles que han preguntado, si quienes se tienen que reubicar en ese lugar querrían irse. ¡Válgame Dios! Las calles, banquetas y áreas de uso común deben ser para lo que fueron construidas, que están como están no es culpa de los comerciantes, es de la misma autoridad, porque su solapamiento y omisión, han dejado crecer a ese monstro llamado comercio informal, que ha abusado gracias a la complacencia de las autoridades pasadas y actuales, haciendo desleal competencia a los establecidos al interior del Mercado Municipal, a quienes por cierto las autoridades son a los que más vigilados y acosados tienen. Obviamente en este punto habría que hacer un paréntesis y señalar que también existen comerciantes establecidos morosos, a quienes no les gusta pagar por nada, con el argumento de que no pagarán hasta en tanto no retiren el ambulantaje y un serie de pretextos, aunque en el fondo lo cierto sea que nunca les gusta pagar, pero también en esa situación las autoridades tienen mucha culpa por dejarlos seguir trabajando sin que tengan sus pagos en regla, claro está con el procedimiento adecuado y fundado, porque dinero hay en el mercado vía pago de impuestos, pero falta que se tenga la capacidad de actuar sin violentar los derechos de los comerciantes, la ley es la ley y se debe hacer espetar, pero cuidando las formas y procedimientos. En otra entrega le seguimos, porque de que hay mucho que decir, eso que ni qué. ¡Hasta la próxima y salud!