ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

10 de agosto de 2017

LECTURA POLÍTICA

Noé Mondragón Norato

Cerco delictivo al gobernador
No es la primera vez que se lanzan acusaciones delicadas y públicas contra el gobernador tricolor, Héctor Astudillo Flores. En algunas narcomantas que fueron dejadas en puentes peatonales y de manera directa, se le ha relacionado con grupos delictivos, ante lo cual la respuesta oficial para deslindarse ha sido nula. Pero la que más perturbó fue la hecha en video y subida a las redes sociales por el grupo criminal, LaFamilia Michoacana. Y por eso, la actitud gubernamental de soslayos y silencios le meten mucho ruido a la coyuntura. Nada más es cuestión de observar la retrospectiva reciente.
SEÑALAMIENTOS SORDOS.- La rivalidad de los grupos pertenecientes a la delincuencia organizada, tocó de rebote al propio mandatario estatal. En cuando menos, cuatro momentos: 1.- El Grupo de Autodefensa de San Miguel Totolapan –mutado después al Movimiento por la Paz-, acusó al gobernador Héctor Astudillo, el pasado viernes 13 de enero, de “hacer a un lado la aplicación de la ley y prestarse a negociarcon Raybel Jacobo de Almonte, líder del grupo criminal Los Tequileros. Los ciudadanos de todo el municipio ya no tenemos duda sobre las muestras de complicidad que hay entre diferentes actores políticos y la delincuencia”. Como respuesta apareció el silencio gubernamental. Ni siquiera el Fiscal, Xavier Olea Peláez, se atrevió a revirar lo anterior. 2.-Apenas el jueves 6 de abril de este mismo año, una narcomantadejada en un puente peatonal de la capital, acusó al gobernador Astudillo, de proteger a un grupo criminal liderado por Isaac Navarrete Celis, “El Señor de la I”. Presumiblemente, la manta habría sido atribuida al grupo delictivo contrario, identificado como Los Jefes, y dirigido por Zenén Nava Sánchez, El Chaparro. De nuevo se reeditó el silencio oficial. 3.- En ambos casos, se generaron dos momentos de tensión y muerte: la madrugada del 19 de junio de 2017, un convoy de 30 agentes de la PGR pretendió incursionar en el poblado de La Gavia, en el municipio de San Miguel Totolapan. Querían sorprender en su propia guarida, al líder criminal de Los Tequileros, Raybel Jacobo de Almonte. Fueron recibidos a balazos. Ocurrió el obligado enfrentamiento. Al final, el saldo funesto fue de cuatro agentes muertos y siete heridos. Luego, el pasado martes 25 de julio, ocurrió algo similar: agentes de la Policía Federal se enfrentaron en el municipio de Chichihualco, con presuntos integrantes del cuerpo de seguridad del Señor de la I, a quien intentaron detener. Un policía federal fue herido de gravedad. Y en Chilpancingo, células de ese mismo grupo habrían incendiado dos taxis. Enseñaron el músculo. Después, nada pasó. 4.- En este contexto, ocurrió la publicación del video el pasado 6 de agosto, donde se observa a sujetos fuertemente armados, lanzando acusaciones contra el gobernador Héctor Astudillo, en el sentido de proteger al grupo delictivo, Guerreros Unidos. Amenazaron con asesinar al edil perredista de Teloloapan, Robell Urióstegui Patiño. Pertenecen al grupo delictivo La Familia Michoacana. Hablaban en serio. La noche del pasado martes, una célula armada de ese grupo, atacó una base de la Policía Tecampanera –a quien ligan conGuerreros Unidos-, ubicada en El Hule. No hubo decesos, pero sí detenidos. Y mientras, en el gobierno estatal investigaban el origen del polémico video. Como sea, las acusaciones son graves. Van cercandoprogresivamente al gobernador. Ese es el punto.

HOJEADAS DE PÁGINAS…El PRI quiere sorprender a los incautos. Anunció que su candidato presidencialpodría ser externo o ciudadano. Así lo avalaron en un pre dictamen los delegados priístas que participan en la discusión sobre la reforma a los estatutos de ese partido. Falta que se apruebe por la Asamblea Nacional tricolor, el próximo sábado. A ver si es cierto.