ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

4 de julio de 2017

Normalistas podrían estar sepultados en “La Gavia”

“Tequileros”, una célula de GU…
* Testimonios obtenidos en San Miguel Totolapan, indican que los 43 podrían haber sido sacados de Cocula hacia la Sierra…
 
Jonathan Cuevas/API

Chilpancingo, Gro. 04 de Julio del 2017.- El grupo criminal que lidera Raybel Jacobo de Almonte, alias el Tequilero, es en realidad una célula del cartel conocido como Guerreros Unidos (GU), que cuando estuvo bajo el mando de un personaje identificado como Vicente Popoca, habría participado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. 
De acuerdo a pobladores de San Miguel, tras la desaparición de los normalistas en Iguala, el 27 de septiembre, hubo “movimiento”, en las inmediaciones de La Gavia, de donde es oriundo Raybel Jacobo y, donde creen que hay fosas clandestinas en las que podrían estar sepultados los estudiantes. 
Miembros de la autodefensa de San Miguel, identificaron a un grupo que en 2014 estaba bajo el mando de Vicente Popoca, como “los mata normalistas”, y tras la captura de algunos de éstos por los propios autodefensas a inicios de este año, explicaron que les llamaban así porque ellos habían asesinado a los 43 estudiantes de Ayotzinapa. 
Luego obtuvieron indicios, dijeron, de que los estudiantes pudieron haber sido sacados de Cocula por caminos rurales entre la Sierra, hasta llegar a las inmediaciones de La Gavia, pueblo de El Tequilero, quien tiempo después habría asesinado a quien era su jefe en GU, Vicente Popoca. 
Dijeron que se podría corroborar la relación de estos personajes con la desaparición de los 43 y la masacre del 26 de septiembre en Iguala, porque en narco-mantas que aparecieron en Iguala, Popoca fue señalado directamente. 
Al consultar archivos de este y otros medios informativos, se pudo corroborar que en narco-mensajes colocados en Iguala, en octubre de 2014, aparece el nombre de “Chente Popoca”, quien se cree, sería el ex líder de Raybel Jacobo de Almonte. 
Por ejemplo, en octubre de ese mismo año, previo a la detención de Sidronio Casarrubias, fundador y uno de los máximos líderes de GU, apareció una narco-manta en una barda de la colonia San José, en la que se señala a los hermanos de Mario Casarrubias Salgado, la banda de “Los Peques”, como responsables de la masacre y desaparición de normalistas, pero también se involucra a Vicente Popoca y, se señalan a 8 alcaldes de la región Norte y el diputado Héctor Vicario Castrejón, de apoyar a GU. 
“Sabemos que los responsables son los hermanos Casarrubias Salgado, Adán (El Jitomate), Ángel (El Mochomo), Sidronio (El Chino), junto con los hermanos Benítez Palacios, Oziel (El Oso), Víctor Hugo (El Tilo), Mateo (El Gordo), Salvador (Chava) Reynaldo (Rey), El Cholo Palacios, también Gil, May, Chente Popoca y La Veva”, indicaba el mensaje atribuido a El Choky. 
Otra parte del texto, indicaba: “Señor presidente, quiere nombres? Taxco: Salomón Majul González y Eruviel Salado Sánchez; Ixtapan de la Sal: Ignacio Ávila Navarrete y Efraín Pedroza Flores; Iguala: José Luis Abarca Velázquez y Francisco Valladares; Huitzuco: Héctor Vicario Castrejón, Norberto Figueroa Almazo, Javier Duarte Núñez y Marcelo Villalba Adame; Tepecoacuilco: Antonio Galarza Zavaleta; Cocula: César Miguel Peñaloza; Teloloapan: Ignacio Valladares; Apaxtla: Efraín Peña Damasio. Estos son el grupo que conforma Guerreros Unidos”.

La narco-manta era dirigida al Presidente Enrique Peña Nieto, sin que hasta la fecha se conozca el curso de la investigación correspondiente. (Agencia Periodística de Investigación).