ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

20 de julio de 2017

LECTURA POLÍTICA

Noé Mondragón Norato

Héctor Apreza: con los dedos en la puerta
No es que lo advierta como potencial competencia electoral. Es que al secretario de Finanzas de la actual administración estatal priísta, Héctor Apreza Patrón, no le cuadran las cuentas. Y por esa razón, la secretaria general del CEN del PRD, y ex aspirante a gobernadora en la elección de 2015, Beatriz Mojica Morga, se atrevió a raspar al funcionario de los dineros estatales. Hay que ir por partes para entenderlo mejor.
SEGURIDAD PÚBLICA: GASTO SIN JUSTIFICAR.- Si se mira bien, al actual gobernador Héctor Astudillo Flores, le ha tocado asignar dos Presupuestos de Egresos a las distintas dependencias y órganos públicos autónomos y descentralizados: el de 2016 y el de 2017. Ahí es justamente, donde los hechos borran y contradicen los débiles e indefendibles argumentos del secretario de Finanzas, Héctor Apreza. Hay que ver por qué: 1.- La administración estatal presidida por el perredista Rogelio Ortega Martínez, asignó en el Presupuesto de Egresos de 2015, mil 357 millones 927 mil pesos, para la Secretaría de Seguridad Pública, cuyo titular ya era Pedro Almazán Cervantes –designado como tal el 7 de noviembre de 2014-, quien fue ratificado en el cargo por el actual gobernador. En el Presupuesto de Egresos de 2016, la cifra para dicha dependencia se elevó a mil 427 millones 444 mil pesos. En términos de números, hubo un incremento de 69 millones 517 mil pesos a la SSP. El punto sin embargo, es que la Seguridad Pública lejos de mejorar, empeoró. 2.- El 2017 entró elevando su cauda sangrienta y ubicando a Guerrero como la entidad más violenta del país. Se incrementaron las ejecuciones por el control de las plazas por parte de los grupos delictivos. En seis meses hubo de todo. Hasta culminar con la ejecución sumaria de 28 reos en el penal de Las Cruces, en Acapulco. En este punto, los ojos ciudadanos –y también los políticos- voltearon a ver necesariamente, a la Secretaría de Seguridad Pública. Y ahí se descubrió la verdad: en el Presupuesto de Egresos de 2017, la cifra para la operación de dicha Secretaría, se elevó inexplicablemente, a dos mil 10 millones 356 mil pesos. Es decir, el incremento respecto de 2016, fue de 582 millones 912 mil pesos. ¿Cómo puede negar el secretario de Finanzas lo anterior, si está bien claro ese manejo financiero en los distintos Presupuestos de Egresos? Y la perredista Beatriz Mojica tiene razón: de 2015 a 2017, los dineros ejercidos por la Secretaría de Seguridad Pública, se han incrementado en un 60 por ciento. Y los resultados al respecto, no se ven. 3.- Héctor Apreza, ha soltado a sus más cercanos, su aspiración por convertirse en candidato a Senador por el PRI, en la cercana elección federal de julio de 2018. Pero con este tipo de ocultamientos y mentiras, su capital político se desinfla. Y aparece como un funcionario no confiable –por el manejo opaco de los presupuestos-, en la arena electoral. Porque si trata de defender lo indefendible en la asignación presupuestal para la Secretaría de Seguridad Pública, ¿qué puede esperarse en las demás? Apreza no admite que esta vez, perdió. Fue agarrado literalmente, con los dedos en la puertaY falta la exhibición de los demás trapos sucios. Sello indiscutible de la casa política tricolor.

HOJEADAS DE PÁGINAS…Buscando alternativas para la pacificación, el rescate de los valores, el empleo y la reconstrucción del tejido socialen la convulsa región Tierra Caliente, sumida en una constante ola delictiva y violenta, el diputado local perredista, Isidro Duarte Cabrera, le apostó junto con el rector de la UAGro, Javier Saldaña Almazán, a las propuestas viables para contener dichos escenarios. Solo falta la voluntad política de otros actores –como el propio mandatario estatal-, para darle cauce a lo anterior.