ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

29 de junio de 2017

LECTURA POLÍTICA

Noé Mondragón Norato

Astudillo: controlar al Perro
raíz de la exhibición pública ventilada en el diario neoyorquino New York Times por el periodista de origen libanés, Azam Ahmed, en el sentido de que el gobierno federal encabezado por Enrique Peña Nieto, “espía a periodistas y activistas en Derechos Humanos a través del software “Pegasus”; la fiebre para revelar ese tipo de espionaje también causó escándalo mediático en Guerrero. Y se entiende, pero no se justifica. Es decir, desde el gobierno estatal soltaron la información con la clara intención de golpear políticamente al  ex gobernador perredista Ángel Aguirre Rivero. Y desde luego, desviar laatención de los temas de la inseguridad y la violencia que continúan imparables. Se entiende que el ex mandatario utilizaba el software El Perro” para espiar a sus propios funcionarios, líderes opositores y sindicales, así como a diputados locales. De ahí se abren las lecturas.
ESPIAR AL ESPÍA.- De golpe, el gobierno de Donald Trump, agarró con los dedos en la puerta al gobierno de México encabezado por Enrique Peña Nieto. Se entiende que desde la Casa Blanca en Washington,  ya sabían que el gobierno mexicano adquirió ese malware malicioso, con el fin de espiar a dos segmentos sociales conflicto: los grupos subversivos y aquellos integrados por la delincuencia organizada. Pero al desviarse del objetivo central y dirigir el espionaje contra periodistas y activistas en Derechos Humanos, Trump habría decidido filtrar esa información al New York Times. Y se desató el escándalo. 1.- Pegasus tuvo un costo de más de 10 mil millones de pesos, por tratarse del más sofisticado sistema de espionaje a nivel mundial, que interviene más de mil celulares a la vez. Dicha cantidad no guarda ninguna comparación financiera con los 17.5 millones de pesos que presumiblemente, costó “El Perro”, un sistema de espionaje que habría grabado más de mil 35 audios durante el periodo de Aguirre Rivero. 2.- El gobernador Héctor Astudillo, aprovechó la coyuntura del escándalo nacional en que se enfrascó el presidente Peña Nieto con la prensa, para armar su propia tramoya de espionaje: admitió que el software “El Perro” se adquirió durante la administración presidida por Ángel Aguirre, peroestaba perdido. A mi gobierno no le interesa tener un Perro, ni espiar a nadie porque se trata de un asunto moral”, dijo en conferencia de prensa. Insensatamente, el gobernador guerrerense golpeó moralmente al propio presidente del país, Enrique Peña Nieto, quien está acusado justamente, de espiar a la prensa y a los activistas en Derechos Humanos. 3.- Lo que siguió fue todo un rejuego mediático: cuestionar sobre “El Perro” y darle la vuelta una y otra vez al asunto. Pero dentro de todo este embrollo declarativo, un punto jala: al filtrar las grabaciones realizadas por ese software, el gobierno estatalconfirmó que lo tiene en su poder y lo está operando, pues tuvo acceso a las grabaciones hechas por Aguirre Rivero. ¿O es que acaso el ex gobernador estaría golpeándose solo y decidió filtrar su propio espionaje? En un clima político y social denso y nebuloso, los espías fueron espiados. Y ninguno de ellos admite haber recurrido a esa deleznable práctica.

HOJEADAS DE PÁGINAS…El Congreso local de Veracruz, decidió por mayoría, quitarle el fuero constitucional a la diputada local del MorenaEva Felícitas Cadena Sandoval. Lo que sigue, es fincarle responsabilidades por delitos electorales ante la Fiscalía General de esa entidad. Aquí, el fiscal Xavier Olea Peláez, se desgañita y reitera que el diputado local tricolor, Saúl Beltrán Orozco “es El Tequilero número uno”. Pero el Congreso local no quiere desaforarlo. Benito Juárez, dibujó grotescamente el mapa central de estas complicidades: a los amigos, justicia y gracia; a los enemigos, la Ley a secas”.