ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

15 de junio de 2017

LECTURA POLÍTICA

Noé Mondragón Norato

La táctica de ahorcar y soltar

Como si se tratara de una maniobra distractora para alejar de la opinión pública, el lacerante clima de violencia que existe en la capital y la visible incapacidad de las autoridades municipales y estatales para contenerlo, cerca de 150 trabajadores del ayuntamiento bloquearon desde el pasado martes, las avenidas centrales en demanda del 15 por ciento de aumento salarial y 30 por ciento en prestaciones. Lo cual es una utopía, dado que la Comisión Nacional de Salarios, autorizó un aumento a los salarios mínimos para 2017, de 3.9 por ciento. Y el salario mínimo quedó en 80.04 pesos diarios. Pero hay otro prurito: ¿Por qué la revisión salarial se hizo a mitad de año y no a principios de éste? ¿Acaso no podría interpretarse como un acto demovilización sindical delibrada con el fin de distraer el tema de la cruenta violencia en Chilpancingo? Es decir: ¿Están utilizando a la base trabajadora “disidente” del ayuntamiento para ese fin? Pero existen además, otras lecturas.
ASTUDILLO: AHORCAR Y SOLTAR.- Desde que inició su administración como alcalde tricolor, Marco Antonio Leyva Mena, ha tenido muchos y variados problemas que lo han puesto al borde de la renuncia. Sin embargo, el gobernador Héctor Astudillo, no lo quiere ver fuera de la presidencia municipal. Así como protegió al diputado local priísta, Saúl Beltrán Orozco, así lo hace con Leyva Mena. Porque en esa visión anquilosada y autoritaria del poder, Astudillo asume tener la razón en todo. Aunque los hechos lo desmientan una y otra vez. Esa reiterada egolatría suya, es interpretada por sus colaboradores más cercanos, como uno de sus puntos más vulnerables. Y como controla y monopoliza el poder estatal, le fascina utilizar la táctica deahorcar y soltar. Se lee así: 1.- El alcalde Leyva Mena, nunca ha sido santo de la devoción astudillista. Y cuando el gobernador advierte un acto de rebeldía o desobediencia política soterrada, opta por presionarlo de la manera más elemental:reteniéndole los recursos financieros con el fin de que dicho edil no se pueda mover. Ni cumplir compromisos con sus gobernados. Es menester que el edil tricolor rinda la rigurosa pleitesía política, a fin de mantener contento al mandatario estatal. Y cuando eso no ocurre, los problemas le brotan por todos lados. Así como hoy ocurre sospechosamente, con el bloqueo de las avenidas principales que colapsan el tráfico vehicular e irritan a la ciudadanía. 2.- Al interior del ayuntamiento capitalino, el gobernador tiene sus propios cotos de poder. En ese carril, Leyva Mena los ha tocado de alguna forma, aldespedir a trabajadores que rifaron en la campaña electoral del actual mandatario estatal. O cuando la esposa del gobernador, Mercedes Calvo, choca inevitablemente con la primera dama municipal, Martha García, en la recomendación de algo o alguien. Ese tipo de eventos generan distanciamientos políticos en automático. Puertas que son tocadas, pero jamás abiertas. Y por supuesto, conflictos que ahorcan al edil chilpancingueño. Hasta que el mandatario estatal afloja la cuerda y suelta el recurso para proveerlo de poco de oxígeno. Así se la han llevado ambos. Todo el año y medio de la actual administración estatal. El punto es que la ciudadanía capitalina paga todo ese costo. A ver si cobran la factura en la elección de 2018. O repiten la misma película de los mansos, disciplinados y manipulables electores mexiquenses.

HOJEADAS DE PÁGINAS…El que ya perdió doble es el delegado de la Secretaría de Desarrollo Social, Armando Soto Díaz. Primero, se le cayó su aspiración por dirigir el PRI estatal. Y ahora, el Comité de Validación y Atención a Migrantes (Covam), le detectó muchas irregularidades en el programa 3 por 1 Migrantes. Entre otras, se quedaba con “comisiones” de entre 20 y 30 por ciento. Y con ello, se le cayó la candidatura tricolor a la alcaldía capitalina que ya acariciaba.