ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

13 de junio de 2017

LECTURA POLÍTICA

Noé Mondragón Norato

Para Cari, en su cumpleaños

Mujeres al Senado
Por la famosa equidad de género, las mujeres llevan mano en las candidaturas al Senado de la república, en la próxima elección federal de julio de 2018. En el PRI y en el PRD lo saben. Y si se mira bien, durante la pasada elección federal de julio de 2012, los tricolores mandaron a la competencia al ex gobernador René Juárez Cisneros, en el primer lugar de la fórmula. Y a Claudia Ruiz Salinas, en el segundo. Mientras, los perredistas impusieron al género masculino, pues enviaron en primero y segundo lugar de la fórmula, al Jaguar Armando Ríos Piter. Y a Sofio Ramírez Hernández, respectivamente. Hoy, los grupos de poder en ambos partidos políticos, van a pelear territorios y permanencias. Se lee así.
SENADO: PLATAFORMA DE PODER. – Los reacomodos de los grupos políticos locales podrían medirse de varias formas: A) En el PRI, hay cuando menos cuatro mujeres que estarían disputando el primer lugar en la fórmula al senado: Verónica Muñoz Parra, plegada al grupo político del gobernador Héctor Astudillo y con varios años de antigüedad política. Se le identifica como una auténtica dinosauria tricolor; Alicia Zamora Villalba, con claras pertenencias a la agrupación del ex gobernador y actual funcionario de la Segob, René Juárez Cisneros, y también, eterna trepadora de las nóminas de gobierno; la diputada federal por el distrito siete, Beatriz Vélez Núñez, con apoyos políticos del dirigente de la FSTSE, Joel Ayala Almeida; y la diputada federal por el distrito cuatro, Julieta Fernández Márquez, esposa del ex edil de Acapulco, Manuel Añorve Baños, y una de las féminas que es arropada por dicho personaje. A diferencia de hace seis años que compitió en una elección abierta, esta vez Claudia Ruiz Salinas, lograría su pase al Senado por la vía plurinominal. Como sea, el primer lugar de la fórmula al Senado es una candidatura que se definirá en el plano federal. Porque es una de las plataformas del poder para competir por el gobierno estatal en la elección de 2021. Pero es evidente que la encabezará una mujer. Es ahí donde brotarán los forcejeos y la guerra soterrada entre los grupos tricolores. B) En el PRD las cosas son parecidas. La ex candidata a gobernadora, Beatriz Mojica Morga, quiere encabezar la fórmula. Y de hecho, no tiene mucha competencia al respecto. La elección de 2015 dejó sin posibilidad a muchas de ellas. Sobre todo, aquellas pertenecientes al puerto de Acapulco. Bety va a ejercer una presión notable a través de su actual cargo como secretaria general del CEN del PRD, para agandallar la candidatura perredista. Pero también, quiere vender la idea de su frustrada aspiración por el gobierno estatal en 2015, en el sentido de ya conocer gran parte de la geografía guerrerense, lo cual la dotaría de un plus electoral más amplio respecto de las demás aspirantes. Pero hay varones que le intentan colapsar dicho escenario. Entre ellos, el ex diputado local Bernardo Ortega Jiménez, quien estaría dándole cuerda a la apolítica, Erika Alcaraz Sosa, uno de sus principales cuadros políticos incrustados en el Congreso local. Aparece también, el propio diputado local, Sebastián de la Rosa Peláez, quien la busca para él. O ya en la repesca, ejercer presión con la ex diputada local y ex alcaldesa de Olinalá, María Luisa Ayala Mondragón. Como sea, PRI y PRD abrirán la baraja del poder en los próximos meses. Y las mujeres en ambos partidos, traen la fuerza y el carisma que ya perdieron muchos hombres. Ese es el punto.

HOJEADAS DE PÁGINAS…El que debe estar preocupado porque ya se le cayó su aspiración por ser candidato a la alcaldía de Acapulco, es el diputado federal perredista, David Jiménez Rumbo, un personaje con muy mala fama política, pues es ampliamente conocido en el recinto legislativo de San Lázaro, por vender hasta en 500 mil pesos cada iniciativa importanteque se aprueba. Y quiere más.