ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

1 de junio de 2017

LECTURA POLÍTICA

Noé Mondragón Norato

La UAGro y sus crímenes sin resolver
Desde hace tiempo, la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) ha estado en el centro de muchos crímenes. Y ninguno de ellos ha encontrado respuesta satisfactoria por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) y su titular, Xavier Olea Peláez. Incluso, el rector de la UAGro, Javier Saldaña Almazán, se animó a salir en defensa de los universitarios que están en riesgo ante el incremento de la violencia. Tras reunirse con el coronel, Salvador Cordourier Solórzano, comandante del 50 batallón de infantería, pidió la presencia permanente del Ejército mexicano en el campus universitario del Sur y Norte de Chilpancingo. Eso fue apenas el pasado miércoles 17 de mayo. Dos días después –el viernes 19 por la tarde-, su camioneta blindada fue atacada a balazos. Saldaña adelantó la hipótesis: se trató de un intento de robo. Pero la FGE no informó al respecto. Menos el gobernador Héctor Astudillo. Dejaron correr los hechos. Como casi siempre lo hacen cuando se trata de crímenes que alcanzan altos decibeles mediáticos. O salen a combatirlos en el discurso, pero sin proyectar resultados en los hechos. El problema de la inseguridad y la violencia contra la comunidad universitaria de la UAGro, se mide de varias formas.
UAGro: ¿Tomar distancia?- Desde que Héctor Astudillo, tomó protesta como gobernante, encontró en el rector de la UAGro, Javier Saldaña, a un aliado político. Ocurrieron varios asesinatos contra universitarios a lo largo de este año y medio de gobierno estatal tricolor. Desde estudiantes hasta trabajadores académicos y administrativos. Y el rector Javier Saldaña, se había mantenido ciertamente, alejado de la polémica derivada del visible clima de inseguridad. Sin embargo, la estadística criminal lo obligó a fijar postura. Y se lee así: 1.- Tres homicidios recientes fueron los que más conmocionaron a la comunidad universitaria: el de la catedrática de la UAGro, Jeany Rosado Peña, su esposo Nicéforo Cabrera Rojas y el hijo de ambos, Daniel Isaac Cabrera Rosado, ocurridos el domingo 8 de enero de 2017. Hubo protestas y marchas. Intervenciones airadas demandando justicia en radio, televisión local y en las redes sociales. Pero a lo que más llegó la FGE, fue a establecer comomóvil del crimen, el robo. Y encontró uno de los tres vehículos que fueron sustraídos del domicilio, por los ejecutores de este triple crimen. El rector pidió “una investigación exhaustiva y el castigo conforme a la Ley a los autores de este condenable crimen”. Pero no pasó nada. 2.- Una presión similar se dio cuando el pasado miércoles 24 de mayo, dos jóvenes fueron ejecutados en el boulevard Vicente Guerrero de Chilpancingo. Uno de ellos era el estudiante de la Facultad de Artes de la UAGro, Darwin Raymundo Barrientos Miranda. El doble crimen ocurrió curiosa y coincidentemente, siete días después de que el rector Saldaña Almazán, había demandado la presencia permanente del Ejército en Ciudad Universitaria. “El crimen nos preocupa, y ojalá y por el bien del Estado, las cosas mejoren”, dijo el rector. Hasta ayer miércoles, se había realizado otramarcha demandando justicia por el caso Darwin. Pero la FGE como siempre, se hundió en el mutismo. Y en su reprobable e ineficaz desempeño. Y de esta manera, obligan a que la UAGro y el rector Saldaña Almazán, tomen distancia de un gobierno estatal que sencillamente, no puede con el conflicto público.

HOJEADAS DE PÁGINAS…Con la limitante a las candidaturas comunes aprobadas en la sesión de ayer en el Congreso local, el PRI se prepara para el agandalle del poder en la elección de julio de 2018. Pero el diputado perredista, Isidro Duarte Cabrera, anunció que su partido impugnará esas “reformas retardatarias” contempladas en la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales. Y el debate –que reduciría la participación de los partidos políticos minoritarios-, apenas empieza.