ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

1 de junio de 2017

FORO POLITICO

Por: Salomón García Gálvez.

EDOMEX: CERCANO, EL DIA “D”.
Los ojos de la opinión pública nacional e internacional están fijados en un punto del centro del país: El Estado de México, donde el próximo domingo 4 de junio se llevarán a cabo los comicios más reñidos de la historia del México contemporáneo, para elegir gobernador -o gobernadora- de esa entidad, considerada la “joya de la corona”, y que marcará el rumbo de la nación, de cara a los comicios del 2018 con la sucesión presidencial.
Mientras tanto, la guerra sucia se encuentra en su máxima expresión -PRI Vs. Morena- a todo lo que da; los ataques contra el adversario son a través de redes sociales, en medios electrónicos –TV- e impresos, y se suscitan a cada instante, principalmente contra los dos candidatos más fuertes: Alfredo del Mazo y Delfina Gómez, del PRI y Morena, respectivamente.
También son blancos de ataque los candidatos del PAN, Josefina Vázquez  Mota y Juan Zepeda, respectivamente. Pero ambos casi no lanzan lodo contra el aspirante priista, Del Mazo.
Quien anda muy nervioso y como energúmeno es el jefe de campaña de Delfina Gómez y dueño de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien se juega el todo por el todo: Si pierde su candidata el cuasi Mesías tabasqueño llegará diezmado (derrotado) a la contienda presidencial, sin posibilidades de ganar Los Pinos.
El emperador francés Napoleón Bonaparte, solía decir: “Las guerras se ganan con dinero, más dinero y mucho dinero”. En la elección del Estado de México, corren ríos de dinero.
Es la elección más cara de la historia mexiquense, en la misma tierra del presidente Enrique Peña Nieto. Muchos dudan que el mandatario nacional vaya a perder en su propio gallinero donde él es el gallo.
El PRI se juega el todo por el todo. No hay mañana. Si el PRI con su candidato Alfredo del Mazo logra ganar la gubernatura mexiquense, el tricolor se reposicionará, con posibilidades de mantener el poder presidencial en el 2018.
La del Estado de México –insistimos- es una Elección de Estado; no le vemos otro contexto político. Por esa razón el mesiánico AMLO anda desesperado: Siente que el Estado Mexicano se le viene encima; todo el aparato gubernamental lo arrollará, si su candidata Delfina Gómez pierde ante el PRI.
Si eso llegase a ocurrir, convocará a una Revolución, a una movilización y gritará a los cuatro vientos: ¡Fraude, fraude, fraude!... “La mafia del poder nos quitó el triunfo”.
Y si Morena gana en Edomex, entonces dirá que en México hay democracia, que se respetó el voto y que él ya tiene la Presidencia de la República en el bolsillo. Así es el marrullero viejo cacique de Morena.
Ayer, el diario Reforma dio a conocer una encuesta donde aparecen con empate técnico los dos candidatos punteros: Alfredo del Mazo –priista- y Delfina Gómez de Morena. En tercer lugar Juan Zepeda del PRD y en un cuarto sitio la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota.
Escasas horas para que se arribe al día “D”, el ambiente preelectoral en el Estado de México es de tensión e incertidumbre, por el espectro de la violencia, tras el ataque y muerte de cinco policías en Ecatepec, municipio conurbado con Toluca, donde se encuentra el centro del poder.
El Estado de México –la “joya de la corona-, es una entidad con mayor densidad de población, con alrededor de 12 millones de habitantes, o más; su padrón electoral es el segundo a nivel nacional, superado por la Ciudad de México (antes DF), de unas siete y ocho millones  de personas en edad de votar. Edomex, por su población, es similar a un país sudamericano o centroamericano.

El próximo domingo 4 de junio, los mexiquenses elegirán a su gobernador o gobernadora, en un caliente proceso comicial, de pronóstico reservado, no apto para cardiacos… Punto… salomong11@yahoo.com.mx