ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

26 de mayo de 2017

Tribuna Pública

Francisco Javier Copeño Castro

Con la novedad de que con eso de que están de moda los Tianguis de todo tipo, resulta que alguien me hizo llegar un oficio dirigido al Alcalde, Herón Delgado Castañada, para solicitarle a nombre de un grupo de comerciantes que les autorizara un día a la semana la instalación de unos módulos donde exponer los productos que elaboran y el trabajo que realizan como artesanos que son, -aunque no los consideren así-, es más solicitaron el apoyo de la profesora Leticia Márquez Ocampo, Síndica Municipal; además de la Regidora de Comercio y Abasto Popular, Sofía Hernández Layna, pero resulta que de buena fuente sabemos que es la fecha que el primer edil, ni siquiera ha contestado el oficio de petición que le enviaron. Eso está muy mal, habla pésimo de las autoridades que no se dignan ni siquiera contestar un oficio, algo que deberían hacer por ley; así lo señala nuestra Carta Magna. Artículo 8o. dice al respecto “Los funcionarios y empleados públicos respetarán el ejercicio del derecho de petición, siempre que ésta se formule por escrito, de manera pacífica y respetuosa; pero en materia política sólo podrán hacer uso de ese derecho los ciudadanos de la República”. Y sigue; “A toda petición deberá recaer un acuerdo escrito de la autoridad a quien se haya dirigido, la cual tiene obligación de hacerlo conocer en breve término al peticionario”. Luego entonces por qué no lo hacen. Esto no es nuevo ni nada por el estilo, pregúntenles a los comerciantes del Mercado Municipal “Gral. Adrián Castrejón”, cuantos escritos les han enviado a las autoridades a través de sus representantes y sabrán que de todos, no han contestado ninguno. ¡Aguas! No queremos ser aves de mal agüero, pero desde las reuniones que se habían sostenido desde finales del año pasado no se han vuelto a reunir y puede ser que ahora que las autoridades pretendan reunirse con los locatarios, serán los locatarios quienes ya no quieran saber nada de las actuales autoridades, porque al igual que la ciudadanía en general que reclama obras, los locatarios también dicen que las autoridades no han empezado con ninguna obra que ya se tiene programadas con los recursos que existen de los ingresos del mercado, en este momento, los locatarios no han recibido ningún corte de caja de los recursos recaudados del mercado por parte del Secretario de Finanzas, Jesús Romero Valle, el Alcalde no se ha querido reunir con los dirigentes aduciendo que si se reuniría pero de manera directa con los locatarios, pero no ha hecho ni lo uno, ni lo otro. Se tenía contemplado realizar tres tableros para los medidores de Comisión Federal de Electricidad, en la Ampliación del Mercado y solo se ha realizado uno en la entrada del estacionamiento principal por el lado de Galeana, pero faltan tres y no se ha empezado con ninguno; se planeó la colocación del piso en las Naves desde el área de Taqueros, Reparadores de Alhajas, Nave de Ropa y Calzado, Pasillo de los huaraches, la Nave Central y el área de Lavaderos. ¿Recursos? Los tiene el gobierno municipal  en la cuenta que existe del Mercado Municipal. ¿Por qué no los aplica? ¿Están utilizando esos recursos en otro lado? Los locatarios a través del Frente de Comerciantes del Mercado Adrián Castrejón propusieron la construcción de uno sanitarios en el lado norte del mercado, por el área del Triángulo, para brindar ese servicio a los comerciantes del área del Taquerías frente a la central camionera, reparadores de alhajas, Nave de Ropa y Pasillo de los huaraches. ¿Qué esperan para empezar con dichos trabajos? No pueden alegar falta de recursos porque los hay. Existen proyectos en la Mesa de la Regidora de Comercio que no se han concretado, porque no se les ha dado seguimiento. ¿Qué se espera para actuar? En el asunto de La Rampa, la Regidora de Comercio, Sofía Hernández Layna, en una reunión a fines de año, se comprometió indagar a través de Cabildo cuál era el estatus legal de la famosa Rampa, aun no se sabe cuál fue el resultado del compromiso que adquirió de investigar cómo estaba ese asunto. ¿Verdad que si hay mucho por hacer en el Mercado Municipal? ¿Cuánto más hay que esperar? Si la gente no ve obras, que no se pregunten las autoridades porque no quieren pagar los locatarios. Nos dicen que se iba trabajando bien, pero… ¿Ya no? ¡Lástima Margarito! El cuento de nunca acabar. En la próxima entrega le seguimos… hay mucho que contar y preguntar. ¡Salud!