ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

30 de mayo de 2017

POLITIKAS

José Joaquín Román
-Estado de México, laboratorio electoral.
-Alianza de la izquierda.
-PRI, rival común. 

Las elecciones en el Estado de México del próximo domingo cuatro de junio serán un laboratorio electoral para todo el país, incluido nuestro municipio, pues marcarán la pauta, el camino que seguirán los partidos políticos para conquistar el poder municipal, estatal y nacional en los comicios por venir.
Por lo pronto, el proceso electoral en el territorio mexiquense ya puso sobre la mesa el tema de las alianzas y declinaciones para lograr por primera vez en ese estado la alternancia en el gobierno.
Durante todo el proceso electoral en el vecino estado, que culmina esta semana, se manejó la necesidad de que los partidos identificados como de izquierda llegarán a un acuerdo para asumir una alianza de facto, en los hechos, para lograr derrotar al PRI, esto luego de que durante el periodo marcado por la ley no se pudieron concretar las alianzas oficiales.
Cabe recordar que una de las alianzas que se manejó fue incluso la de mezclar el agua y el aceite: PRD y PAN, y otra más a la que llamó, y sigue llamando, el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para que los partidos que se identifican con la ideología de izquierda se unieran en un solo frente para ganar las elecciones mexiquenses.
De hecho, este llamado ya surtió efecto en el candidato del Partido del Trabajo (PT), Oscar González, quien en días pasados hizo pública su declinación por la candidata de Morena, Delfina Gómez, quien es manejada como puntera en varias encuestas, por arriba del candidato priista Alfredo del Mazo.
Otro de los apoyos recibidos por la candidata de Morena al gobierno del Estado de México, fue el que le patentizó la dirigencia el Partido Movimiento Ciudadano (MC) en esa entidad federativa, en el afán de consolidar una fuerza opositora al PRI y lograr la alternancia partidista en la tierra del presidente Peña Nieto.
Todo esto perfila la estrategia que los partidos de izquierda y progresistas deberán seguir en las elecciones venideras.
En el caso de nuestro municipio, se están gestando condiciones similares a las del Estado de México: el PRI como adversario común de fuerzas y partidos de izquierda y progresistas como MC, PRD, Morena y el PT.
Por eso, si este bloque de partidos identificados con la izquierda en Iguala quiere arribar al poder municipal y consolidar la alternancia que se inauguró en 1996, deben iniciar pláticas para llegar unidos a las elecciones municipales del próximo año, anteponiendo los intereses generales, de la ciudadanía, por encima de los intereses partidistas.
La clave será encontrar una candidatura común que aglutine a estas fuerzas políticas en un sólo frente que pueda arribar al poder municipal con una gran legitimidad y compromiso con la ciudadanía.
De los partidos que han manifestado su disposición para ir en esta importante alianza está MC, que en voz de su dirigente Octaviano Gervasio Serrano, ha manifestado que “sólo con la unidad de los partidos de izquierda se podrá recuperar Iguala para hacer un buen gobierno que rescate de las garras del crimen organizado a los jóvenes a través de la generación de empleos, proyectos productivos y darles oportunidades de estudio”.

 El camino hacia la presidencia municipal para los partidos de izquierda y progresistas de Iguala está marcado. Sólo falta saber quiénes lo seguirán.