ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

18 de mayo de 2017

Negligencia e irresponsabilidad provocan la escasez de agua

Revelan trabajadores de CAPAMI…

La negligencia tanto de trabajadores como de directivos  de CAPAMI provocan las constantes averías en la tubería de la red de distribución de agua.

José Joaquín Román

Trabajadores de CAPAMI revelaron que la escasez de agua en varios puntos de la ciudad no se debe a la falta del vital líquido, sino a la negligencia y desidia tanto de los encargados de las válvulas de la red de agua potable y de los directivos que tienen que supervisarlos, pues se olvidan de cerrar o abrir válvulas para distribuir adecuadamente el recurso acuífero, lo que incluso ha ocasionado que constantemente se rompan las tuberías de la red de distribución debido a la enorme presión del agua.
Cuestionados respecto a la escasez de agua potable en varios sectores de la ciudad desde hace casi un mes, los trabajadores abordados revelaron que ello se debe en gran parte a la irresponsabilidad de los llamados “bomberos”, quienes se encargan de estar al pendiente de la apertura o cierre de las válvulas de la red de agua potable para distribuir adecuadamente el vital líquido en toda la ciudad.
Explicaron que con frecuencia los “bomberos” se olvidan de abrir cierta válvula y dejan sin agua por varias semanas a amplias zonas de la ciudad; o en caso contrario se olvidan de cerrarlas y provocan la ruptura de la tubería de la red, como ocurrió recientemente con la tubería que pasa a un costado del 27 Batallón de Infantería, donde en 2015, durante la administración del presidente municipal sustituto, Silviano Mendiola, ya ocurrió un accidente que costó la vida de un motociclista, amén de la escasez de agua que se provocó.
Los propios directivos de CAPAMI han reconocido que la supervisión del cierre y apertura de válvulas de la red de distribución de agua es un problema que no pueden solucionar, pero se “lavan las manos” echando la culpa a un extrabajador que “hizo un relajo con las válvulas”, como se justificó el jefe operativo de CAMAPI, ante los reclamos de los usuarios que no tienen agua desde hace varias semanas.

 En este contexto de ineficiencia de CAPAMI para abastecer de agua a la ciudadanía, la administración municipal anunció la contratación de un despacho privado para cobrar los adeudos millonarios que tienen miles de usuarios de la paramunicipal, a través de “invitaciones personalizadas” para que se pongan al corriente de sus pagos.