ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

26 de mayo de 2017

‘Levantan’ a comerciante


Este el comerciante de ropa Jaime Sánchez Sánchez, vecino de la colonia “Burócrata”, mismo que habría sido ‘levantado’ al medio día de ayer por hombres armados, quienes se lo llevaron de la Parroquia de San Gerardo.

Hombres armados se lo llevaron de San Gerardo…

*  Relacionan a unos “amigos”, por posible adeudo…

Agencias

Hombres armados privaron de su libertad a conocido comerciante de ropa, a quien presuntamente citaron ayer por teléfono en la Parroquia de San Gerardo y de ahí se lo llevaron a bordo de un vehículo color gris. Familiares de la víctima relacionan el hecho con “unos amigos”, a los que al parecer el comerciante les debía mercancía.
Se trata del comerciante de ropa Jaime Sánchez Sánchez, de 38 años de edad, con domicilio en la colonia “Burócrata”, mismo que habría sido ‘levantado’ al filo de las doce del día de este jueves (ayer).
Según relataron familiares al solicitar el auxilio al número de emergencias 911, el comerciante recibió la llamada de “un amigo” por teléfono, mismo que lo citó para verlo en la Parroquia de San Gerardo, creyendo que quien le llamó es uno de los que les surten la ropa que vende.
A dicho lugar el comerciante llegó a bordo de su vehículo tipo Corsa color gris acompañado de su esposa, y en el lugar ya lo esperaban otros individuos en un vehículo color gris, al parecer tipo Jetta.
Ambos, el comerciante y “su amigo”, bajaron de los autos y platicaron un rato. Luego el comerciante regresó a su auto y le dijo a su esposa que “ya había valido queso, que ya lo querían”, desconociendo a qué se refería.
Al momento de intentar arrancar su carro el comerciante, éste no prendió, por lo que del otro vehículo, al parecer Jetta, bajaron dos sujetos armados, mismos que con lujo de violencia se llevaron al comerciante con rumbo desconocido.
De inmediato la mujer solicitó el auxilio marcando al 911, acudiendo al lugar un grupo de policías municipales, mismos que implementaron un operativo de búsqueda del comerciante y los presuntos captores, pero hasta el momento sin resultados positivos.
Más tarde, la esposa se presentó a denunciar el hecho ante la fiscalía regional, donde solicitó la intervención para dar con el paradero de la víctima.