ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

4 de mayo de 2017

LECTURA POLÍTICA

Noé Mondragón Norato
Responsabilidades políticas del caso Saúl
Ahora que se acerca la definición por parte del Congreso local, en relación al Juicio de Procedencia contra el diputado local priísta por el distrito 17, Saúl Beltrán Orozco, las señales indican que, pese a que éste salga favorable y se quite el Fuero Constitucional a dicho legislador calentano, al final de cuentas la justicia –como en tantos y repetidos casos- será la granperdedora. Y entonces los reclamos públicos tendrían que encontrar otros responsables de un asunto que lastimó severamente la credibilidad del gobierno estatal presidido por el priísta, Héctor Astudillo, el cual además, no arrojaresultados en relación al pavoroso clima de violencia e inseguridad. Hay que ubicar las lecturas.
RESPONSABILIDADES POLÍTICAS.- Las responsabilidades políticas en el caso Saúl Beltrán, abanican en varios frentes: 1.- El Congreso local siguió la línea política del gobernador para prolongar un Juicio de Procedencia que de acuerdo a la Ley, se resolvía en no más de dos semanas. Se entiende que el mandatario estatal quiso ganar tiempo en la coyuntura política. Pero resultó contrario a sus propios pronósticos, pues al galopante clima de violencia, se sumó el de la impunidad en la función pública. Es decir, en aras de proteger y blindar políticamente al PRI al mostrarlo fuerte frente a las presiones de la oposición partidista y de la propia sociedad civil, al final se exhibió como cómplice y débil ante un asunto que requería determinación y firmeza por parte del mandatario estatal. 2.- El presidente de la Comisión Instructora, el panista Iván Pachuca Domínguez, se convirtió en el instrumento político del PRI y del propio mandatario estatal, a fin de atemperar esas presiones. Pachuca le dio largas al asunto apelando a la marrullería política y a las cuestiones legaloides. Y como para evidenciar sus acuerdos soterrados, hasta la fecha no ha citado a los demás miembros que integran esa Comisión, a fin de llegar a un acuerdo definitivo al respecto. Sospechosamente, ningún integrante de la misma, presionó a fin de acelerar el desafuero de Beltrán Orozco. En ese carril, a Pachuca Domínguez no le caería mal la promoción de un Juicio Político en su contra, por mostrarse cómplice, omiso y deliberadamente indolente frente a un caso que fue de su competencia. Con ello, refrendó la alianza política del PAN con el PRI, que en el plano federal, le ha pegado con fuerza a la población a través de la aprobación de las Reformas Estructurales de Peña Nieto. 3.- Trasciende que el diputado Saúl Beltrán, ya presentó su licencia ante la Oficialía Mayor del Congreso local, para ausentarse de la curul, justo horas antes de que la Comisión Instructora emita su veredicto este jueves. Con ello y pese a que el dictamen le quite el Fuero, la Fiscalía General del Estado (FGE) no podrá hacer nada para detenerlo, puesto que el legislador tricolor se encuentra amparado. Como ocurrió con el caso del ex edil priísta de Tlapa, Willy Reyes, al final terminará huyendo de la entidad. Y la justicia y la Ley, vistiéndose nuevamente con el dañado traje del atropello.

HOJEADAS DE PÁGINAS…La visita del pasado domingo de la dirigente nacional del PRD, Alejandra Barrales, no se leyó precisamente como una forma de presionar al gobernador Héctor Astudillo, en la coyuntura del crimen contra el ex secretario del PRD, Demetrio Saldívar Gómez, sino como una forma de comenzar el proceso de tender acuerdos políticos con el Morena de López Obrador. No es casual que la marcha perredista del próximo domingo 7 de mayo en demanda de justicia, paz y seguridad, se realice un día después del mitin de López Obrador en Chilpancingo. Las señales son elocuentes.