ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

30 de mayo de 2017

La Ley Orgánica no obliga a realizar sesiones de Cabildo

Rechaza Lugo desatención ciudadana…
Sergio Lugo Catalán, secretario municipal de gobierno en Iguala.

Roberto A. Márquez Añorve

La celebración de sesiones de Cabildo son punto de acuerdo para beneficio de Iguala, pero no es una desatención a la ciudadanía el que no se realicen. No hay nada qué sancionar por la Ley, porque como municipio somos autónomos. La desatención sería que no se esté trabajando y no se cumpla en otros temas como el alumbrado público y obra pública, aseveró a EDDLT el Secretario de Gobierno, Sergio Lugo Catalán.
En relación a los señalamientos de áreas como el Mercado, Tránsito y Ecología, entre otros que refieren no haber avances mientras que el Cabildo no se decida a celebrar sesiones, y a la expresión de algunos ediles que aseguran no ser culpa de ellos sino de Lugo Catalán quien no convoca y por tanto temen sanciones, Lugo Catalán aclaró que no hay nada que temer, pues el municipio es autónomo y  la sesiones se celebran de acuerdo a las necesidades.
En relación al Mercado Municipal dijo que el Administrador es autónomo de dirigir  los destinos de ese centro de abasto popular y que en el tema de la Rampa u otros no se ha acercado para solicitar un punto de acuerdo en sesión de cabildo. En cuanto a Tránsito dijo haber puntos pendientes como el alcoholímetro, más no el reglamento porque éste tiene primero que pasar por un análisis que no se ha dado.
Señaló que por diversas circunstancias no se han celebrado sesiones de cabildo, sin recordar fecha de la última que de acuerdo a datos de ediles fue el 5 de abril, "es cosa que el presidente diga en qué momento y yo convoco al cabildo. Debemos celebrar una sesión cada mes o cada dos meses, pueden ser ordinarias o extraordinarias dependiendo de las necesidades del municipio".

Aseguró que no se falta a la Ley Orgánica porque el municipio es autónomo y mientras se dé seguimiento a todo lo demás no hay ningún problema, como tampoco significa desatención o falta de respeto; sin embargo, insistió ser el Alcalde quien tiene la última palabra sobre si se celebran o no las sesiones de cabildo.