ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

26 de mayo de 2017

FORO POLITICO.

Por Salomón García Gálvez.

GUERRA SUCIA: A TODO LO QUE DA.
Donde la arena política ya está súper caliente, es en el vecino Estado de México –la “joya de la corona”- donde dos partidos, PRI y Morena, se disputan ferozmente la gubernatura más codiciada del país, entidad que está convertida en laboratorio político, de cara a la sucesión presidencial del 2018.
Lodo y estiércol se arrojan los cuatro partidos políticos más fuertes para debilitar al enemigo: Alfredo del Mazo (PRI), Delfina Gómez (Morena), Juan Zepeda (PRD) y Josefina Vázquez Mota (PAN).
Varios consultores políticos de los “más experimentados” -nacionales y extranjeros- se encuentran trabajando en el Estado de México, al servicio de los cuatro candidatos a la gubernatura más importante del momento, en la cuna del presidente Enrique Peña Nieto.
La elección en el Edomex, es la más importante de este año; es la que marcará el rumbo político del país, de cara al 2018. Cientos de millones de pesos son erogados en las cuatro campañas políticas en pos de la principal silla mexiquense.
La guerra sucia para debilitar al enemigo se ve, principalmente, en las redes sociales, en medios electrónicos, diarios impresos y a través de panfletos y todo tipo de expresiones.
Las buenas propuestas de campaña ya fueron rebasadas por la guerra de lodo y estiércol. El PRI es el partido que más ataques recibe y su candidato Alfredo del Mazo Maza. Es el enemigo a vencer por su poderosa maquinaria electoral.
El partido que más ataca a sus adversarios desde sus “cuartos de guerra”, es Morena. Personalmente, Andrés Manuel López Obrador encabeza la furiosa ofensiva contra la “mafia del poder”, el PRI y su candidato Alfredo Del Mazo.
AMLO, también ataca a su ex aliado, el candidato del PRD, Juan Zepeda, y a la del PAN Josefina Vázquez Mota, a quienes ahora llama “paleros del PRI”.
Para AMLO todos los seres vivos son de lo peor: (cochinos, marranos, puercos, corruptos). Sólo él es limpio, puro, impoluto, transparente y honesto. A fuerzas quiere que gane su candidata Delfina Gómez la gubernatura del Estado de México.
A nueve días (4 de junio) para que los mexiquenses elijan a su gobernador (a) la guerra sucia está a todo lo que da: espectaculares contra la candidata de Morena Delfina Gómez, a quien -en espectaculares- acusan de ratera porque “rasuraba” ($) los salarios a trabajadores de un Ayuntamiento que gobernó.    
Alfredo del Mazo, es el principal objeto de guerra sucia por parte de Morena. Lo acusan de corrupto, de haber sido un pésimo alcalde de un municipio mexiquense; de ser primo del presidente Peña Nieto, y que quiere ser gobernador para continuar con la corrupta dinastía del Grupo Atlacomulco, entre otros ataques. Hasta le tocan las golondrinas al PRI, en redes sociales.
Y a la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota, también la acusan de corrupta; de que recibió mil millones de pesos de manos del presidente Peña Nieto, para que le quite votos a la candidata de Morena Delfina Gómez.
Al candidato del PRD, Juan Zepeda no lo bajan de “cochino traidor”, porque ataca a su ex aliado AMLO; que la hace de “palero del PRI” y que no quiere declinar por Morena porque tiene compromisos “muy arriba”. Nadie se salva de la guerra sucia.
Seguramente que el falso Mesías de Morena –AMLO- a quien ayer un fanático le estrelló un huevo de gallina en pleno rostro -en Huatusco, Veracruz-, anda bastante nervioso porque siente que todo el aparato del Estado Mexicano se le viene encima, y podría perder la elección del Estado de México, con lo cual sus aspiraciones presidenciales se desplomarían hasta el sótano.
Lo peor que podría ocurrir en el Estado de México, en la víspera de los comicios del 4 de junio, es que se susciten hechos de violencia donde corra sangre. Sería el acabose.
Pero a quienes les está yendo bien y bonito y se irán bien forrados de dólares y pesos mexicanos, es a los consultores políticos -extranjeros y nacionales-; aquellos que son expertos en guerras sucias, como: Antonio Sola (español), Memo Rentería (mexicano) y Gisela Rubach (mexicana-judía), entre otros... Que tengan un feliz fin de semana… ¡Saludos!... Punto.
salomong11@yahoo.com.mx