ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

22 de mayo de 2017

Exigen diputados el pago de indemnizaciones y retribuciones a habitantes del Ejido en Zihua

Chilpancingo, Gro., 19 de Mayo de 2017.- Diputados locales pidieron al Ejecutivo federal que instruya al titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo para que cumpla con la resolución del Tribunal Superior Agrario, que ordena pagar las indemnizaciones y retribuciones a los habitantes del Ejido de Zihuatanejo, contenidas en el decreto de expropiación publicado en el Diario Oficial de la Federación el 1 de febrero de 1973.
Fue la diputada María del Carmen Cabrera Lagunas quien hizo la propuesta, luego de denunciar que desde hace 44 años se ha incumplido con el pago de indemnizaciones y retribuciones a los ejidatarios, derivadas de la afectación expropiatoria de una parte del Ejido de Zihuatanejo con fines de urbanización y desarrollo turístico.
Dijo que con la expropiación, junto con las realizadas en la misma fecha a los ejidos de El Rincón y Agua de Correa del entonces municipio de José Azueta, se dio paso al desarrollo de Zihuatanejo como uno de los destinos turísticos más importantes de la entidad, y que hoy forma parte del llamado “Triángulo del Sol”.
Sin embargo, Cabrera Lagunas explicó que en la revisión de la documentación relativa al acto de expropiación y testimonios de ejidatarios, el Decreto de Expropiación de noviembre de 1972 señala que Banobras cubriría el importe de la indemnización correspondiente de la tierra, conforme a la Ley Federal de Reforma Agraria, consistente en dos lotes tipo urbanizados para cada uno de los ejidatarios afectados, más el 20 por ciento de las utilidades netas del fraccionamiento.
Refirió que a la fecha no se ha cumplido con el pago de las indemnizaciones a que hay lugar, por ello es un asunto que reclama un elemental sentido de justicia, ya que desde hace 44 años no se les ha cumplido a los ejidatarios.
En ese sentido, manifestó que no se puede ser omiso y dejar de reclamar la atención de las autoridades federales y estatales involucradas y exigir que ofrezcan una solución que corresponda a derecho, que ponga fin a la incertidumbre y el descontento de los ejidatarios, quienes legítimamente podrían emprender acciones públicas que afecten la imagen turística de Zihuatanejo.

Por lo anterior, propuso también exhortar el Ejecutivo estatal para que promueva una mesa de trabajo y negociación con los titulares de Banobras, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo, los Fideicomisos Bahía de Zihuatanejo y Fondo Nacional de Fomento Ejidal; Nacional Financiera, Sociedad Nacional de Crédito, las Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, de Turismo del Gobierno Federal y el Comisariado Ejidal del Ejido de Zihuatanejo, para que formulen las propuestas y acuerdos que permitan cumplir con el pago de las indemnizaciones y retribuciones a los ejidatarios.