ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

23 de mayo de 2017

Desalojan policías a familias precaristas

Nuevo desalojo policiaco a familias precaristas de la colonia Ampliación Nuevo Horizonte que se habían asentado en las áreas verdes ante la falta de cumplimiento a una minuta de acuerdo. (Fotos: Rodolfo Soto). 

En la Ampliación Nuevo Horizonte

Rodolfo Soto Parra

La tarde-noche del sábado pasado se reavivo el conflicto en la colonia Ampliación “Nuevo Horizonte” de Iguala, donde policías municipales desalojaron a familias precaristas que se asentaron nuevamente en las áreas verdes ante el incumplimiento de la minuta firmada con fecha 5 de enero del año 2017 que estipula “ubicación o reinstalación de colonos que no cuenten con un lote para vivienda”.
Encabezados por el director del departamento jurídico del Ayuntamiento de Iguala, Alfonso Arteaga Damasio, los policías municipales (alrededor de 20) con toletes en mano y con el apoyo de varias patrullas de la corporación local procedieron en medio de la oscuridad a retirar postes de madera y plásticos que echaron en la caja de la camioneta marcada con el número 004, mientras que otras dos patrullas de la Policía Federal se mantuvieron al margen.
Por su parte, las familias que se asentaron por la tarde en el área verde de la colonia Ampliación “Nuevo Horizonte”, exigieron al director jurídico alguna orden u oficio que acreditara dicho desalojo, y responsabilizaron al gobierno municipal de Iguala sobre lo que sucediera a las mujeres y niños que se encontraban en el lugar después de que por la tarde llevaron un brincolín y sonido para recreación de los infantes.
Enseguida colocaron tres patrullas de la Policía Municipal dentro del área verde con las torretas encendidas, al tiempo que el secretario de gobierno, Sergio Lugo Catalán, se retiró del lugar a bordo de su vehículo particular sin emitir alguna postura oficial al respecto, no obstante las familias precaristas pernoctaron en el lugar pese a las inclemencias del tiempo (lluvia) donde amanecieron sin que se registrara algún incidente que lamentar.