ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

26 de mayo de 2017

Denuncia por sustracción de menores a su concubina y presunto amante

Elman Castillo Hernández y Joselín Sotelo Tolayo fueron denunciados en la agencia del ministerio público acusados por el delito de sustracción de menores y lo que resulte, en agravio de vecino de la colonia “Ruffo Figueroa”.

Se fue buscando “una mejor vida” para su familia…

*  Cuando regresó a Iguala ya no los encontró…

Agencias

Ante la agencia del ministerio público se presentó joven vecino de la colonia “Ruffo Figueroa” de Iguala, para denunciar por el delito de sustracción de menores y lo que resulte a su concubina y al presunto amante de ésta, quienes se llevaron a sus dos menores hijos en el tiempo que él decidió irse a trabajar a los Estados Unidos, “para darle una mejor vida a su familia” y es la fecha que no sabe de su paradero.
Al relatar los hechos el denunciante, Marco Antonio Dávalos Arteaga, con domicilio en la calle Jalisco de la citada colonia, dijo que desde hace aproximadamente 4 años decidió “juntarse” a vivir en unión libre con la ahora acusada, Joselín Sotelo Tolayo.
Establecieron su domicilio conyugal en la casa de su suegra, Minerva Tolayo Morales, en la calle Libertad de la colonia “Francisco López Liborio”, donde producto de la felicidad que vivían procrearon dos menores hijos: José Uriel, que actualmente tiene 3 años y 5 meses de edad, y Estrella Kalit, de un año 5 meses de nacida.
Resulta que pensando darle “una mejor vida a su familia” decidió irse a trabajar a los Estados Unidos de Norteamérica, pero sólo llegó a Baja California Sur, donde encontró trabajo de cocinero en un restaurante, y producto del dinero que ahí ganaba le mandaba a su esposa entre 500 y mil pesos por semana a través de las tiendas Oxxo.
Fue el caso que en el mes de marzo del año en curso decidió venir a Iguala para ver a su esposa e hijos, pero al llegar al domicilio de su suegra no los encontró, y al no saber nada de ellos decidió quedarse a trabajar en esta ciudad, haciéndolo en un negocio de venta de pollos a la leña con razón social “Montecristo”.
Fue el día miércoles 10 de mayo del año en curso, cuando como a las 2 de la tarde recibió un mensaje en su celular, el cual entre otras cosas decía: “tengo en mis manos a tus hijos José Uriel y Estrellita kalit, y ya no los vas a volver a ver así como a tu esposa Joselín. Aquí los voy a detener y ya no los vas a volver a ver”.
A lo anterior el denunciante le preguntó que si los tenía secuestrados, contestándole que sí.
Por lo anterior empezó a buscarlos, llamando en dos ocasiones a su concuño en la ciudad de Puebla, quien le dijo que sí habían estado en su casa su hermana (Joselín) con sus dos hijos y que iba acompañado de un sujeto (Elman), y que le habían dicho que al parecer se los iban a llevar a Oaxaca o a Veracruz.
Por lo anterior el denunciante solicita a dicha representación social se ejerza acción penal contra los ahora acusados y se proceda a la localización y recuperación de sus dos menores hijos.