ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

11 de mayo de 2017

Asesinan a comerciante

La mañana de este jueves fue encontrado el cuerpo sin vida -asesinado a puñaladas-, en la azotea de su vivienda, del comerciante Enrique Vargas Gaytán, propietario de la negociación con razón social “Proveedor Médico”, localizada en la céntrica calle de Montebello. (Fotos: EDDLT).

Lo encontraron apuñalado, en la azotea de su vivienda…
*  El artero crimen fue descubierto por un empleado, esta mañana

Mario Rodríguez Jaimes

Conocido comerciante igualteco fue asesinado a puñaladas, siendo encontrado su cuerpo sin vida por un empleado esta mañana, en medio de un charco de sangre, en la azotea de la vivienda adjunta a su negocio con razón social “Proveedor Médico”, localizado en la céntrica calle de Montebello número 15, casi esquina con la Avenida Vicente Guerrero.
De acuerdo con los primeros reportes policiacos, el hecho fue reportado poco después de las 9 de la mañana de este jueves al número de emergencias 911, por lo que al lugar acudieron los cuerpos policiacos.
En el lugar se entrevistaron con una persona que dijo ser empleado de la referida negociación con razón social “Proveedor Médico”, donde entraba a trabajar a las 9 de la mañana.
Relató que al llegar esta mañana al negocio estaba aún cerrado, por lo que empezó a tocar la puerta y al hacerlo se dio cuenta que ésta estaba abierta, por lo que entró y al no ver a su patrón empezó a buscarlo.
Fue así como lo encontró en la azotea de la vivienda contigua al negocio, tirado en medio de un gran charco de sangre con visibles lesiones producidas por arma blanca (posiblemente cuchillo o navaja), ya sin vida, por lo que dio parte a las autoridades.
La víctima fue identificada en el lugar como Enrique Vázquez Gaytán, de 74 años de edad, propietario de la referida negociación, mismo que presentó severas lesiones producidas por arma blanca.

Luego de practicadas las primeras diligencias del caso, se ordenó el traslado del cadáver al servicio médico forense, para la práctica de la necropsia de ley.