ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

16 de mayo de 2017

Acta Pública

Por: Claudia Rodríguez

Pocos hacen la tarea
 Cuando en los recintos del Congreso mexicano se da de manera insistente un debate sobre qué están haciendo los hombres de las instituciones por frenar el robo de combustible a manos de los llamados huachicoleros; actividad  que reporta millonarias ganancias desde hace varios años, es fácil deducir que en realidad pocos hacen su tarea para la que compitieron y fueron electos, o bien, fueron designados.
Cuando día tras día se empezó a conocer del robo de combustible directamente de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), de inmediato la pregunta fue: ¿por qué la empresa petrolera no denuncia de manera formal este ilícito y no sólo lo hace patente a los medios, mismos que no podían, ni pueden proceder judicialmente contra los criminales?
Después se conoció cada vez con más frecuencia de los heridos y muertos que provocaba esta acción e incluso, los gobernadores de entidades en donde  se detectó se practica el ya llamado huachicoleo, hacían noticia y se promocionaban con la actividad de los niños halcones, quienes dan aviso a quienes extraen el combustible si el “camino está libre o no”.
Es el caso del gobernador de Puebla, Antonio Gali Fayad quién señaló que los niños que son reclutados como halcones por bandas dedicadas al robo de combustible en la entidad poblana, llegan a ganar hasta 12 mil pesos al mes.  Gali  incluso habló con uno de ellos a petición de su madre, pero no informó de ninguna medida legal que hubiera iniciado para inhibir y hasta castigar la actividad criminal del adolescente.
Asimismo habría que revisar cuáles las verdaderas acciones de las Policías de todo nivel y hasta de algunos elementos del Ejército, que en imágenes y videos ya publicados, más que operaciones legales contra quienes venden en el mercado ilegal el combustible extraído también de manera criminal, lo que hacen al parecer, es convalidar tales acciones.
De igual forma, cuando el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, expresa no tener comentarios respecto a las acciones de elementos del Ejército en torno al ataque de las mafias de robo de combustible y el jefe de los soldados dice que es tarea del Gobierno, a todos nos queda claro que esto, como dicen los duranguenses, en un verdadero margallate del que nadie quiere responsabilizarse y que da indicios que muchos de ellos, tienen las manos metidas en el fuego y hasta el fondo.
 Acta Divina… “Según la Dirección Jurídica de Petróleos Mexicanos, cada 24 horas se extraen ilegalmente 23 mil 500 barriles de hidrocarburos, esto representa una ganancia de más de 21 mil millones de pesos para el crimen organizado y esto nos refleja el tamaño del desafío que tiene el Estado Mexicano”, señaló Graciela Ortiz, senadora del PRI.

 Para advertir… Tanta normativa legal, tanta tecnología y nadie hace su tarea y tampoco denuncia.