ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

5 de abril de 2017

Sangrienta riña en el “Oxxo Fresa”

Presentan videos propietarios de “Búfalos”…
Sangrienta riña en el “Oxxo Fresa”
*  Pareja lesionada mintió; fue sacada del antro por seguridad…
Que fue en el “Oxxo Fresa” y no en “Búfalos”, donde se suscitó sangrienta riña el pasado fin de semana, con saldo de una pareja lesionada a golpes y navajazos.

Enrique García

Propietarios del céntrico Bar “Búfalos” presentaron videos en los que demuestran que al interior de dicho antro no se presentó ninguna riña y menos aún hubo lesionados el pasado fin de semana, aclarando que la pareja presuntamente lesionada con arma blanca mintió en su declaración ministerial, ya que ellos fueron sacados del bar por personal de seguridad al advertir que empezaban a reñir con otros clientes.
Lo anterior, luego de conocida la versión que ante las autoridades dieron Samaria Caribe Ortiz, de 25 años de edad, con domicilio en la colonia “Las Palomas” de esta ciudad, y Daniel Nava Ruiz, de 21 años, vecino de la comunidad de Cieneguillas, municipio de Buenavista de Cuéllar.
Dicha pareja declaró que habían sido atacados por un grupo de al menos 8 sujetos, mismos que los agredieron a golpes y navajazos en el interior de “Búfalos”, de donde habrían sido sacados por personal de seguridad para evadir responsabilidades legales.
Sin embargo, al presentar los propietarios de “Búfalos” los videos correspondientes ante la autoridad, se confirmó que al interior de dicho antro no ocurrió la agresión y, por el contrario, dicha pareja fue sacada del lugar por personal de seguridad al advertir que éstos (la pareja) estaban en estado inconveniente, queriendo reñir con otros clientes.

Trascendió que al salir de “Búfalos” la pareja se dirigió hacia el llamado “Oxxo fresa” ubicado sobre la misma calle de Aldama, donde al parecer siguieron discutiendo hasta que se suscitó la riña campal en la que presuntamente resultaron lesionados con arma blanca, siendo necesaria su hospitalización para recibir la debida atención médica.