ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

18 de abril de 2017

Anarquía comercial provoca pésima imagen

Se quejan igualtecos y visitantes…
Anarquía comercial provoca pésima imagen
 
Ciudadanos y comerciantes se quejaron por la pésima imagen comercial de la "Cuna de la Bandera Nacional” durante los días de Semana Santa. (Fotos: Roberto A. Márquez).

Roberto A. Márquez Añorve

Comerciantes del centro de la ciudad, a los que se sumaron ciudadanos y hasta visitantes, reprobaron la "pésima imagen" que ofreció la "Cuna de la Bandera Nacional" con la saturación de improvisados puestos comerciales  en las principales plazas públicas y atrio de la Iglesia de San Francisco de Asís durante la Semana Santa 2017, y la "tolerancia" por parte de inspectores de Reglamentos y Espectáculos, quienes se dice hicieron “su agosto" en pleno mes de abril.
"No se puede hablar de ordenamiento comercial y reubicaciones de comerciantes semi fijos del centro de la ciudad, cuando es la misma autoridad quien promueve la anarquía y desorden otorgando permisos a diestra y siniestra por lo general a los mismos que ya tienen espacios en la Explanada, Zócalo o Alarcón, por tanto no hay más responsables de la pésima imagen de Iguala que las mismas autoridades".
Así lo expresó ante EDDLT, la profesora Martha Maya Castañeda, quien al igual que varios  de sus familiares  que acudieron a los eventos de semana santa, agregó: "me da vergüenza mi ciudad y más mis autoridades que parece no importarles ni querer a Iguala".
 Y es que, contrario a la política de pasadas administraciones y a las declaraciones por parte del Alcalde y ediles que apoyan el ordenamiento comercial y el mejoramiento de la imagen urbana, la dirección de Reglamentos y espectáculos atiborró las plazas de la Explanada, Monumento, Zócalo y atrio de la Iglesia de San Francisco de Asís de comerciantes, la mayoría con improvisados locales hechos con plásticos y telas multicolores, madera, mecates o lazos y hasta cartón, dando pésima imagen.
Ante tanta queja, EDDLT trató de obtener información de cuantos permisos se dieron y el costo de éstos sin obtener respuesta por la ausencia vacacional del titular y porque los inspectores no sabían del caso.

En tanto, lo que sí se pudo saber es que algunos pagaron sus permisos en el Ayuntamiento, a otros pasaron a cobrarles con su comprobante respectivo, en tanto y que varios más se instalaron luego de pagar 500 o hasta mil pesos a inspectores que sólo los anotaron en una lista de cuaderno por "el paro" que hicieron extra, tal como lo informaron varios de estos comerciantes.