ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

4 de abril de 2017

Abrevando

Abrevando
José Antonio Lavín Reyna

No debe ser fácil.
En los tiempos actuales que vivimos en el país, dentro de las castas que gobiernan al país, una de las castas más impopulares del país es la clase política, esos seres que con voz hipócrita, prometen el oro y el moro,  para posteriormente hacerse lo occisos, por ello, sin importar partido,  los  legisladores mexicanos: senadores, diputados federales y locales y regidores municipales son seres desprestigiados.
Los mexicanos, sus conciudadanos, no creen en ellos, mucho menos les tienen confianza.
Los acusan de que ellos no responden ni siquiera a sus propios intereses, sino a los de sus partidos o de sus líderes, jefes, presidente o mesías.
Así, actúan lo mismo al elaborar y aprobar leyes  —su razón de existir—  que para sus labores de “gestión ciudadana” (que así le llaman) y sus relaciones de poder.
La maledicencia popular dice que la “dieta” (sus emolumentos oficiales reales) dura tres años (en el caso de los diputados y regidores) o seis (en el caso de los senadores) y la vergüenza (que no debe ser mucha, porque son multitud los que repiten o intentan repetir en el cargo) dura toda la vida. Ser exdiputado o ser exsenador no debe ser fácil. Lo menos es que la conciencia, si la hay, remuerde.
Tal vez los mexicanos no quieren a sus representantes populares porque los que lograron el cargo no sólo tienen acceso a salarios, prestaciones, canonjías, privilegios, gastos de presentación, viajes, personal a su servicio, autos, vales de gasolina, telefonía celular, asesores, incluso de modas, fotógrafos, choferes y otras menudencias, sino porque tienen la posibilidad y la probabilidad de hacer negocios públicos y privados, lícitos e ilícitos en ambos casos.
Otro elemento que obra en favor de la malquerencia contra los legisladores mexicanos es que tienen, faltaba más, fuero contra cualquier acción legal.
Olvídese usted de que el fuero era para, como debe ser, protegerles sus libertades de creencia, expresión y acción políticas. No, no, si no les protege contra la aplicación de todas las leyes por la comisión de cualquier delito, entonces para qué sirve el tal fuero. ¿De qué se trata? ¿Dónde queda el respeto a los derechos humanos? No perjudiquen al amigo…
Más: al parecer la mala fama de los legisladores también tiene su origen en la envidia que provoca el que no tengan que trabajar todos los días y mucho menos durante todo el año y que al final su trabajo consista en sentarse y levantar el dedo cuando sus pastores (de todas las “ideologías”, de todos los partidos, de todos los colores, de todas las tribus) se los ordenen.
No debe ser fácil. Pero trate de imaginarse usted lo que senadores, diputados federales y locales y regidores de todos los partidos, deben contar (ya no digamos explicar o, peor, justificar) a sus cónyuges, hijos y demás familiares sobre sus actividades de cada día.
Una cosa debe quedar bien clara, todos los legisladores mexicanos fueron elegidos por sus conciudadanos. En serio. Así fue. Tanto aquellos que arribaron (incluso a aquellos que se declaran independientes o se han pasado a Morena) a sus cámaras mediante el voto directo que los que lo hicieron mediante el método proporcional: cuando se votó por un candidato se votó por un partido y entonces se votó por sus listas plurinominales.
No se hagan, ustedes votaron por ellos. Tienen lo que escogieron, lo que votaron. Tenemos, votamos, dijo el otro.
Más difícil es engañar al pueblo cobrando como parte del magisterio, sin presentarse a ningún grupo y cobrar por esa noble actividad, claro para ellos la reforma educativa no aplica pertenecen al SNTE no a los revoltosos de la CNTE.
A la clase política le importa poco la Ley,  Eruviel Ávila, gobernador impuesto por Peña Nieto, se saca de la manga el  decreto 197, donde se autoriza el mismo, a seguir aplicando 67 programas de gobierno donde habrá de repartir todo tipo de enseres domésticos, inclusive tinacos, varillas, láminas de asbesto, lo mismo que gallinas de postura con gallo,  enseres para huertos familiares, becas de $2,000 a los alumnos de la UNAM, Poli, UAEM, despensas con 8 o 10 artículos, en fin, miles de millones de pesos para ganarse la voluntad de los pobres que habitan en una gran mayoría en el Estado de México. Por eso, considero que la Ley es para ser violada, sin ningún castigo, es la vil compra del voto de los pobres, con todo el cinismo del Estado, es la apreciación y percepción del que esto escribe, como siempre Usted amable lector, tendrá su propia percepción.
Algo Más…
Algo interesante que leí, fueron las declaraciones del secretario de Educación y Bienestar Social de Baja California, Miguel Ángel Mendoza,  fue claro al decir que: “A los muchachos de Secundaria les da 'hueva' estudiar, porque 'hueva' es mejor que flojera, flojera es una palabra que está en el diccionario que vamos a leer, pero nosotros sabemos que 'hueva' es superlativo”.
Dice que su declaración viene de las estadísticas, es real, un diagnóstico sobre alumnos y su entusiasmo para aprender, más bien para no aprender. El porcentaje llega a 30 de cada 100 adolescentes. Y si a esto le añadimos otro ingrediente del que no se habían dado cuenta que existía en esa proporción es que el 52% de los alumnos de Secundaria no entienden nada de lo que les explican sus maestros, pues cómo no le va a dar 'hueva' si no entienden nada, ¿hasta ahora se dan cuenta?
Entonces ¿cómo van aplicar el nuevo Modelo Educativo con estos antecedentes tan graves: Uno la 'hueva' y el otro que no entienden al maestro. ¿Usted es padre de un adolescente?, ¿lo han etiquetado (a su hijo) entre los huevones o los estudiosos; entre los que le entienden al profesor y los que no le entienden?
¿Les habrán preguntado a los maestros que se explican para sí mismos si les da güeva dar clases? Esa sería una razón para que los jóvenes no entiendan al maestro. Otra razón es que no entienden de Pedagogía.
Mendoza, bueno, el responsable de la Educación en la entidad, afirma que es un gran reto el quitarles la 'güeva' a estos jóvenes por una parte y, por otra, que les entiendan a los maestros y que cuenten con los elementos técnicos para aprender, la impresión que surge por la falta de entendimiento al maestro, no sólo en Secundaria, sino también en Primaria, “implica una falta de actualización, o una deficiencia estructural en la formación inicial de los docentes; uno, los que salen de las normales; dos, los que vienen de la Universidad.
Los estudios los realizó el Instituto de Investigaciones Educativas de la UABC,
CCCI.- La verdad, considero que nuestro alcalde vive en otra ciudad. Para el servidor público es fácil abrir la boca para declarar situaciones inverosímiles: Una, que la policía municipal, esos remanentes de los que estaban a  la orden de la delincuencia organizada, ya van a ser armados para combatir la delincuencia. La otra que nuestro municipio es la envidia de los demás municipios por la calma existentes, se abatió el robo a casas habitación, de automóviles y motocicletas, los asesinatos o sea somos la panacea dentro del país.

Los ciudadanos de Iguala no debemos cuestionar que no se recoja la basura, que solo las calles donde viven funcionarios están iluminadas, que se le paga un dineral a una empresa amiga por “dizque” sanear el tiradero, que existe escasez de agua, que las obras del acuaférico no funcionan y se pagaron. Aquí en este municipio todo está bien, casi no existe desempleo y Herón Delgado va por la reelección.