ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

28 de marzo de 2017

LECTURA POLÍTICA

LECTURA POLÍTICA
Noé Mondragón Norato

Religión, leyes y pactos confesables
En los Estados despóticos, ni hay leyes fundamentales ni depositarios de las leyes. De eso procede el que en tales países la religión influya tanto; es una gran fuerza; es una especie de depósito y una permanencia. Y cuando no la religión, se veneran las costumbres en lugar de las leyes”. La frase es de Montesquieu. Pero aplica puntual, al momento, la circunstancia y la coyuntura social que se vive en Guerrero. Porque al tangible vacío de poder en la observancia y aplicación de las Leyes, así como la nula oposición partidista hacia la actual administración estatal tricolor, aunado a la neutralización del sector empresarial; el último reducto de la protesta contra las políticas públicas equivocadas en materia de seguridad, es la Iglesia Católica. Así parece entenderlo y explotarlo también, el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza. Hay que ir por partes.
PACTOS CONFESABLES.- A los continuos señalamientos por parte de diversos sectores sociales, en el sentido de que la actual administración estatal se encuentra infiltrada por la delincuencia organizada, el gobernador tricolor, Héctor Astudillo Flores, ha respondido con la misma frase: “que presenten pruebas”. El punto es que las pruebas de un delito se obtienen mediante investigaciones hechas desde la propia estructura del Estado. No es responsabilidad del ciudadano hacerlas, sino de las autoridades. Y resulta complicado y hasta falaz, que el propio gobierno se auto investigue. Por eso, el prelado católico reveló públicamente lo que todo mundo sospecha: que la delincuencia “mantiene acuerdos bajo la mesa con las autoridades”. Y esa afirmación se lee desde distintos frentes: 1.- El obispo Rangel Mendoza, aseguró haberse reunido con varios grupos de la delincuencia organizada “porque algunos sacerdotes estaban siendo amenazados”. Se entiende que, al dialogar con ellos,fueron los propios integrantes de dichas organizaciones delictivas quienes le confirmaron que “ya había tratos” con el gobierno estatal. Es decir: “ya se entienden, solo que públicamente no lo quieren decir y en el fondo, hay cierta repartición de dividendos”. Con ello, el obispo Rangel Mendoza puso el dedo en la llaga: el acuerdo gubernamental con la delincuencia organizada atravesaría no solo la tolerancia excesiva a la violencia y la inseguridad que mantienen en vilo a todos los guerrerenses, sino que estaría beneficiándose también, con el reparto de las utilidades de ese lucrativo negocio. 2.- Al establecer que las autoridades estatales “saben bien quiénes son y dónde están” los miembros de la delincuencia organizada, el obispo católico le mandó clara la señal al gobernador Héctor Astudillo: desde sus confesionarios obtuvo una verdad que a estas alturas ya se cree, dados los incrementos alarmantes en los niveles de violencia e inseguridad. Y la nula respuesta del gobierno estatal para contenerlos. Es decir; el prelado católico agarró con los dedos en la puerta, no solo al incompetente  titular de la Fiscalía General del estado (FGE), Xavier Olea Peláez, sino al propio mandatario estatal. 3.- En su descargo, el gobernador se limitó a señalar que “este tipo de declaraciones no son correctas, creo que pueden ser tergiversadas y ahí me quiero quedar”. Incluso, regresó el mensaje con cierta dosis de presión: “no me voy a meter en una ruta de confrontación con el señor obispo, platicaré con él cuando sea posible, porque es muy importante que sepa  que lo conocemos como un hombre muy responsable y sensato”. Pero lo que los guerrerenses esperaban era otra cosa. Un anuncio oficial sobre una investigación exhaustiva a todos los rincones de su administración. Pero al pretender frenar en directo al obispo Rangel Mendoza, el mandatario estatal asumió indirectamente, que es cierto lo sostenido por éste último. Y eso sería suficiente para que la Federación decrete la Desaparición de PoderesLa religión –como ponderaba Montesquieu- sí influye, cuando en los Estados despóticos no hay leyes fundamentales ni depositarios de las leyes.

HOJEADAS DE PÁGINAS…Interesante, aleccionadora y cargada de sustento conceptual, fue la ponencia sobre “Liderazgo Social y Empresarial”, disertada ayer por el colega, José Luis González Cuevas, en la sede de la Asociación Civil Por un Mejor Guerrero, encabezada por Raúl Salgado Leyva. Con ello, el periodismo en Guerrero eleva sus niveles de participación, liderazgo y alto desempeño profesional en la vida pública. En hora buena Chocorrol.