ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

14 de marzo de 2017

LECTURA POLÍTICA

LECTURA POLÍTICA
Noé Mondragón Norato

Víctimas convertidas en verdugos

Lo que inició es una literal carrera contra el tiempo. Porque si los diputados del Congreso local, se negaron a derogar la figura del Fuero Constitucional contra el gobernador, diputados locales, alcaldes, regidores y síndicos; lo que sigue es una literal persecución contra quienes osaron trasgredir justamente, esa medida. Y así, los victimarios pasaran progresivamente a tomar el papel de verdugos. El sistema político local y el propio mandatario estatal tricolor, Héctor Astudillo Flores, les daránchance para que se reivindiquen burda y cínicamente. Promoverían incluso, su virtual y risible canonización ante el Vaticano. De ese tamaño es la burla. Se lee así.
CONTRAATAQUE POLÍTICO.- Para los diputados locales que integran la 61 legislatura no fue suficiente el video difundido por la periodista Denisse Marker, en el que se confirmó la relación de compadrazgo entre el líder del grupo delictivo Los Tequileros, Reybel Jacobo de Almonte y el ex edil de San Miguel Totolapan y actual diputado local priísta por el distrito 17, Saúl Beltrán Orozco. Y por eso decidieron la no anulación del Fuero, favoreciéndolo ante cualquier amenaza. La oscura trama posee varias aristas: 1.- El diputado local tricolor Saúl Beltrán, repuesto ya del linchamiento mediático en su contra, parece dispuesto a ir con todo. Y lo hará contra al menos tres personajes: la juez que liberó la orden de aprehensión en su contra por el delito de homicidio; el agente del Ministerio Público que consignó esa averiguación, y el propio Fiscal, Xavier Olea Peláez, quien estaría irónicamente, en el carril de ofrecer una disculpa pública al legislador calentano por exhibir y promover ante el Congreso local, el desafuero correspondiente. Saúl Beltrán asume que todos ellos, “cometieron un delito que afectó mi reputación y mi derecho humano al honor y al buen nombre”. 2.- Una de las líneas de investigación más fuertes que sigue la Fiscalía General del Estado (FGE), en el homicidio del periodista calentano Cecilio Pineda Birto, ocurrido el pasado jueves 2 de marzo, apunta hacia la delincuencia organizada. Y Cecilio denunció en su último video, la inconformidad que existía en el municipio de San Miguel Totolapan y el cierre de 104 escuelas, por dos asuntos prioritarios e irresueltos: no se había capturado al líder del grupo delictivo Los Tequileros, Reybel Jacobo de Almonte –una promesa incumplida por el propio mandatario estatal, Héctor Astudillo-. Y tampoco se había quitado el fuero al diputado Saúl Beltrán Orozco. El fiscal Xavier Olea, ha enmudecido al respecto. Pero los diputados locales hablaron fuerte. Y cerraron filas en torno a Beltrán. 3.- Como tratando de justificarse y hasta congraciarse con el polémico legislador local calentano, el titular de la FGE, cambió la historia. Y su versión original. Ahora dejó entrever que, tanto la juez como el agente del Ministerio Público, “pudieron haber actuado presionados por la delincuencia organizada mediante amenazas o soborno”. Se entiende que con este nuevo as sacado de la mangael Fiscal ya debió retirar todas las pruebas que presentó ante la Comisión Instructora del Congreso local, contra Saúl Beltrán. Y por esa razón,  tanto Olea Peláez como el legislador local, aparecieron sonriendo y abrazándose en la sesión del pasado miércoles 1 de marzo, cuando el gobernador Héctor Astudillo, sentenció lacónico a “combatir sin temor a los que actúan fuera de la Ley”. 4.- En este caliente baile atizado por las complicidades convertidas en impunidades, aparece otro actor que intenta pasar con un bajo perfil: el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Robespierre Robles Hurtado. En esencia, le corresponde fijar una postura sobre la orden de aprehensión librada por la juez, contra Saúl Beltrán. Pero al callar, manda fuerte la señal de que se quiere salir de esa danza. Y rehúye con ello, su propia responsabilidad como poder público. Pero así de podridas y deficientes están las instituciones en Guerrero.

HOJEADAS DE PÁGINAS…La violencia criminal volvió a salirse de control. No solo en Chilapa y Chilpancingo, sino en otros municipios de la entidad. Alcanzando no solo al sector social, empresarial y periodístico, sino que suma ahora a la comunidad médica, tras el asesinato de un traumatólogo del IMSS en Coyuca de Benítez. Ante los evidentes vacíos de poder, es la delincuencia organizada la que los llena siniestramente.