ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

30 de marzo de 2017

Es urgente la aplicación del recurso para la obra pública

Advierte el regidor Rafael Domínguez
Es urgente la aplicación del
recurso para la obra pública
Rafael Domínguez Velasco, regidor de Obras Públicas y desarrollo urbano.

Grisel Tapia Flores

"Es muy necesario, y el tiempo así lo exige, que se debe hacer la reunión con el COPLADEMUN para proyectar la obra de Iguala. Es importante que lo hagamos a la menor brevedad porque se corre el riesgo de no ejercer los recursos en el tiempo que nos fue asignado", advirtió el regidor de obras públicas y desarrollo urbano, Rafael Domínguez Velasco, luego de que este día se cancelara la reunión con Octavio López Uriza, titular de los Comités de Planeación para el Desarrollo Municipal (COPLADEMUN).
Por lo anterior, dijo, están a la espera de la nueva fecha para la reunión. En tanto, pidió a la población que espera la obra pública municipal que tenga la confianza de que sí la habrá, en el entendido primeramente de que se llegará a buenos acuerdos con el presidente. "No podemos permitir que se retrasen más las respuestas porque la gente te lo exige todos los días y no vamos hacer omiso de responder en obras que no se han ejecutado, por lo que a estas alturas del año se debe dar respuesta a la gente", enfatizó.
En cuanto a la obra pública que ya se hizo pero que aún no se ha entregado por no estar concluida en su totalidad, el regidor refirió que se van a fincar responsabilidades a las empresas, “porque para ello hay contratos y hacer valer las fianzas que se depositan en cada obra a realizar”.

Señaló que como autoridad municipal tienen la obligación de hacer que se cumpla con la obra pública en las condiciones óptimas.
Respecto a la obra de remodelación del Palacio municipal indicó que ésta está a cargo directamente de la Secretaría de Obras Públicas del gobierno en turno y espera que también se le dé mayor celeridad a los trabajos a fin de que haya pronto un edificio en condiciones para laborar, porque también se está retrasando el buen funcionamiento de las labores de gobierno.