ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

18 de febrero de 2017

Tribuna Pública

Tribuna Pública
Francisco Javier Copeño Castro


En el mes de marzo del año pasado, se convocó a una mesa de trabajo con las autoridades municipales encabezadas por entonces presidente municipal Esteban Albarrán Mendoza, con la finalidad de presentar propuestas y alternativas de solución al congestionamiento vial en calles adyacentes a al Mercado Municipal “Gral. Adrián Castrejón”, ahí estuvieron los representantes de los transportistas y representantes de los locatarios de dicho centro de abasto popular, mismos que presentaron algunas propuestas, sin embargo desde esa fecha hasta hoy, lo que se ha visto es que los transportistas solo buscaban que se les beneficiara con lo que ellos propusieron al lograr imponer una base de taxis en la calle de Nabor Ojeda misma que no ha venido a solucionar el congestionamiento vial que se forma en este sector de la ciudad, y a pesar de que hicieron el compromiso de que en breve se haría una prueba con la propuesta de los locatarios, esto no se ha llevado a cabo por la afectación de los concesionarios del transporte, porque en efecto, sí afectaba a ellos la propuesta de los comerciantes, pero sin embargo, se beneficiaba a la mayoría de la ciudadanía. Hoy a cerca de un año de eso, los expertos en imagen urbana de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, vienen a decir lo que se expuso en esa mesa de trabajo por parte de los representantes de los locatarios, algo de lo cual tienen copias tanto las autoridades municipales de tránsito y vialidad, así como la Secretaría de Obras Públicas, las autoridades de transportes en Iguala que encabeza el Delegado Jesús Munive Juárez, los mismos transportistas a través de la Coordinadora, donde los locatarios les mencionaron que si se quería realmente evitar el congestionamiento de que se hace en las inmediaciones del Mercado Municipal “Gral. Adrián Castrejón” se deberían hacer cambios de rutas del servicio público de las combis. Ahí tanto a los transportistas como a las autoridades se les presentó una propuesta que a la fecha se ha ignorado, lo cierto es que al tener un Delegado que proviene de los transportistas y que no ve el interés general de la ciudadanía y solo los intereses de los transportistas no lo pueden llevar a cabo. Hoy los locatarios que hicieron la propuesta están contentos, porque a pesar de que dudan que hagan caso a las recomendaciones de los expertos en imagen urbana de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, la satisfacción que les queda es que ellos ya lo habían mencionado antes. Y como decíamos al principio los transportistas siempre quieren hacer su voluntad, y mientras no entiendan que los cambios aunque duros traen beneficios, siempre van a querer hacer que las autoridades se sometan a lo que ellos digan. Las leyes están bien hechas, pero somos nosotros quienes siempre queremos tener la razón aun y cuando lo que hacemos no beneficie a la mayoría. El trabajador del volante no cuenta, los líderes del transporte público son los que hacen lo que les viene en gana, claro está, en contubernio con el Delegado de Transportes en turno y si lo duda, nada más basta echarle una recordadita al Delegado de Transportes que cuando se vino el alza al pasaje, por cada papeleta se tuvo que pagar $150.00 (Ciento cincuenta pesos) por cada una de ellas y en aquel entonces se mencionó que era un gran negocio de la Delegación de Transportes en la Zona Norte porque representaba el ingreso de más de 2,500 unidades del transporte del servicio público, algo que generaba una ganancia de más de 375,000 pesos por concepto de expedición de dicha papeleta. Lo que obligó a la Dirección Técnica de Transportes en el estado a decir que la expedición de dicho documento era gratuita, por lo que no le quedó otra al Delegado a decir que quienes estaban cobrando dicho papel eran los líderes; total que nada más se echaron la bolita uno a otro y nadie sabe, nadie supo. Lo cierto es que dudamos hagan caso a las recomendaciones que les dejan los expertos en imagen urbana de la Facultad de la Universidad Autónoma de México para que cambien las rutas del transporte público, porque no quieren desviarse ni una calle y quieren pasar a pesar del tráfico que se genera por el Mercado y el centro de la ciudad a la de producto de gallina, argumentando porque creen que con ello, siempre van a recoger pasaje, algo falso porque cuando se crean nuevas rutas siempre van a tener pasaje, lo que pasa es que ya se hizo costumbre hacer su santa voluntad que tienen miedo a experimentar nuevas experiencias sin saber si van a ser exitosas y entendemos claramente porque no aceptaron los transportistas los cambios que proponen los locatarios, porque eso haría que se saliera de sus rutas y aunque con ello se beneficiaba a la ciudadanía, se lesionaban los intereses de ellos. ¡Así de fácil! ¡Hasta la próxima y salud!