ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

18 de febrero de 2017

¡Torturado y ejecutado!

Vuelve a correr sangre en Buenavista de Cuéllar…
¡Torturado y ejecutado!
*   La víctima, de 71 años, había sido ‘levantado’ por 2 sujetos…
 
El cuerpo de Rubén Velasco Botello, de 71 años de edad, fue encontrado esta mañana a orillas de la cabecera municipal de Buenavista de Cuéllar, visiblemente torturado y ejecutado a balazos. (Fotos: EDDLT).

Agencias

El cuerpo visiblemente torturado y ejecutado a balazos de un septuagenario fue encontrado la mañana de este viernes a orillas de la cabecera municipal de Buenavista de Cuéllar, donde volvió a correr sangre. La víctima, se dice, habría sido ‘levantado’ un día antes por dos sujetos, presuntos sicarios, desconociéndose las causas del hecho.
Fue alrededor de las once de la mañana de este viernes, cuando la alerta del hallazgo se dio a conocer a través del número de emergencias 911.
Minutos después, elementos de la Policía Municipal confirmaban el hallazgo de un cuerpo sin vida en el punto conocido como “Loma de la cruz”, ubicado en las orillas de la cabecera municipal.
El cadáver presentaba severas huellas de tortura, además de impactos provocados por disparos de arma de fuego en el cuello y el tórax. Asimismo se le apreció una cuerda negra en las manos, con la que se presume lo tuvieron amarrado.
En el lugar de los hechos la víctima fue identificada como Rubén Velasco Botello, de 71 años de edad, originario y vecino bien conocido de la misma cabecera municipal.
Cabe mencionar que en el lugar de los hechos algunos pobladores comentaron que todavía ayer jueves habían  visto a la víctima que iba en una camioneta, acompañado de dos sujetos desconocidos.
Por lo anterior se cree que dichos sujetos fueron quienes primero lo privaron de su libertad y más tarde lo torturaron y ejecutaron a balazos, sin que se conozcan los motivos que hayan dado lugar al cruel homicidio.

Luego de practicadas las primeras diligencias del caso se ordenó el traslado del cadáver al servicio médico forense de Iguala, para la práctica de la necropsia de ley.