ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

20 de enero de 2017

Ejecutado en un billar

Hombre robusto, vestido de negro, le disparó a quemarropa…
Ejecutado en un billar
*   En el lugar se encontraron 8 cascajos de 9 milímetros…
Pedro Avilés Olivares fue ejecutado a balazos la tarde de este jueves en el interior del billar “Elvira” de la cabecera municipal de Atenango del Río.

Agencias

ATENANGO DEL RÍO, Gro.- Un hombre fue ejecutado de varios balazos en el interior de un billar localizado en la colonia “Postal” de esta cabecera municipal, donde personal de la fiscalía regional aseguró ocho cascajos percutidos de una pistola calibre 9 milímetros que se presume utilizó el presunto pistolero para cometer el artero homicidio.
Los hechos, de acuerdo con los primeros reportes policiacos, se suscitaron alrededor de las 6 de la tarde de ayer jueves, cuando al C-4 les fue reportada una balacera suscitada al interior del billar con razón social “Elvira”, sito en la calle Ignacio Zaragoza de la referida colonia “Postal”.
Al lugar indicado se dirigió un grupo de elementos de las Policías Municipal y Estatal que se encuentran destacamentados en el Cuartel sectorial de Copalillo, quienes confirmaron el hecho.
Al interior del billar se encontraba tirado en medio de un gran charco de sangre el cuerpo sin vida de un individuo, mismo que en el lugar fue identificado por sus familiares como Pedro Avilés Olivares, de 44 años de edad, vecino de esta cabecera municipal.
Al cadáver se le apreciaron varios impactos de bala en el cuerpo y el llamado “tiro de gracia” en la cabeza.
De acuerdo con versiones recabadas en el lugar de los hechos, el hoy extinto se encontraba  en el billar tomando cerveza, cuando de pronto llegó un individuo de complexión robusta, vestido de negro, mismo que le disparó en repetidas ocasiones a quemarropa, dejando a su víctima muerto en el piso del lugar, para luego darse a la fuga.
Personal de la fiscalía regional que tomó conocimiento de los hechos aseguró en la escena del crimen ocho cascajos percutidos calibre 9 milímetros, ordenando el traslado del cadáver al servicio médico forense de Iguala.