ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

21 de diciembre de 2016

Tribuna Pública Por Francisco Javier Copeño Castro

Francisco Javier Copeño Castro


Insistimos, alguien está mal informando al alcalde Dr. Herón Delgado Castañeda al decirle que todo está bien y que no hay ningún problema; además de decirle las cosas a medias o que lo hagan a conveniencia de algunos y en perjuicio de otros que no son bien vistos por quienes tienen la obligación de ser muy objetivos y leales a la institución que representa el H. Ayuntamiento municipal que dicho sea de paso, pareciere que a algunos les satisface y hasta rezan porque la gestión gubernamental fracase. ¿Por qué decimos lo anterior? Fácil; basta ver como se ha tenido la incapacidad para no permitir que quienes se creen dueños de la Plaza de las Tres Garantías hagan a su libre antojo lo que les plazca en ese lugar, la ciudadanía protesta, lástima que lo haga como siempre, solo a través de las redes sociales o los medios de comunicación pero sin actuar, para exigir que las personas que –con toda razón- protestan –están en su derecho- por la desaparición de estudiantes en septiembre de 2014 ya respeten a la mayoría de los ciudadanos que cada vez están más cansados de lo que hacen, finalmente la ciudadanía no tiene la culpa de lo que pasó. La plaza es de todos, no solo de ellos, es un lugar de esparcimiento y no solo de quienes ellos tengan que permitirlo. Hemos leído que le echan la culpa de dicha incapacidad al director de gobernación Miguel Salgado Martínez, sin embargo creemos de manera personal que esa no es función de dicho personaje y que se ha mal acostumbrado que quien esté en esa dirección lo tenga que hacer. La verdad que las funciones de esa dirección debe ser la más leal a la institución que representa el Ayuntamiento y que debe canalizar la información que obtenga a las diferentes direcciones que tengan que ver de manera directa con algún conflicto u situación en contra del municipio, funcionario o dependencia del gobierno municipal y quien tenga la facultad de resolver que actúe. Pero para que exista coordinación y se vea el trabajo de manera conjunta de las dependencias debe existir armonía, apoyo mutuo, trabajar para un mismo objetivo, pero si quienes están al frente de las direcciones u oficinas no lo entienden así y lejos de coordinarse en los trabajos a realizar se están echando estiércol entre ellos, el resultado es que se fomenta la anarquía y el desorden porque cada uno está pensando en que le vaya mal al compañero y lo despidan. Con esos compañeros de trabajo y amigos, para qué se quieren enemigos si con esos basta y sobra. En fin, así son las cosas; y además existen funcionarios que han sido vivos y hasta se han beneficiado de su paso por las dependencias de gobierno por las que pasan y si no nos creen, basta con buscarle un poquito y salen a relucir infinidad de porquerías que hicieron a su paso por la administración municipal, ejemplos hay muchos y existen ex ediles y exfuncionarios que se jactan de decir que a ellos no tienen nada que señalárseles cuando saben que están llenos de estiércol. Existen documentos que así lo demuestran y un ejemplo de ello es lo afirmado por un ex síndico de Iguala que decía que era incorruptible y que no había firmado contratos en el mercado de manera irregular, sin embargo cuando quiera se los mostramos, porque cuando nosotros decimos algo es porque tenemos las pruebas, y entre ellos también ex alcaldes y funcionarios, por eso el mercado está como está y esté quien esté en la administración es como montarle a un toro súper bravo y más si no te prestas a las consabidos cochupos que siempre se habían manejado en administraciones pasadas y aunque decían que no hacían nada ilegal, poco a poco salen a relucir muchas chingaderas que se hicieron en el pasado. Y cuando quieran y quien quiera podemos sentarnos y platicar sobre estos temas con pelos y señales, nombres y actos que se hicieron en el pasado. Y…. por hoy es todo, otro día le seguimos, porque hay mucho que contar. ¡Hasta la próxima y salud!