ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

16 de agosto de 2016

Urge combatir la anarquía en el Mercado Municipal

Voraces comerciantes desacatan a la autoridad…
Urge combatir la anarquía en el Mercado Municipal
La seguridad de comerciantes y consumidores en el Mercado Municipal "Adrián Castrejón" está en juego ante la anarquía de comerciantes que insisten en invadir pasillos, escaleras y el mismo estacionamiento.    

Roberto A. Márquez Añorve

Los operativos recurrentes por parte de la dirección de Reglamentos y espectáculos en apoyo a la administración del Mercado Municipal "Adrián Castrejón", consistentes en despejar accesos a naves, escaleras y entradas al estacionamiento, de poco o nada han servido ante la voracidad de comerciantes que en complicidad con sus líderes y supervisores se empeñan en volver a invadirlas sin importarle la seguridad de comerciantes y consumidores que piden a la autoridad acabar con la anarquía que ahí impera.
A finales del mes de enero del presente año, EDDLT dio cuenta de los operativos de retiro de escaleras, accesos y áreas de estacionamiento por parte del Director de Reglamentos y Espectáculos Jesús Chávez Castillo y su personal, en apoyo a la administración del mercado y por disposición de la presidencia municipal.
A partir de entonces, son varias las intervenciones en esta tarea por parte de Reglamentos, que han resultado deficientes ante la voracidad de comerciantes que más tardan en retirarlos que ellos en volver a invadir, algunos incluso no solo estos lugares, sino otros más en donde fueron "reubicados".
 A esto hay que sumar que la mayoría de los comerciantes del pasillo de Altamirano tienen sus mercancías afuera de sus locales o colgadas haciendo aún más difícil el libre tránsito de consumidores, de quienes se pone en riesgo su seguridad.  Tropiezo aparte de las autoridades es el de los taqueros ubicados frente a la citada central de abasto, quienes cada vez se amplían más obstruyendo el paso tanto al interior de la nave como  en el arroyo vehicular. 

En el ordenamiento de éstos también hubo intervención por parte de Reglamentos cuyo personal ve con desánimo que sus acciones de horas, en cuestión de minutos las echen abajo porque hay voluntad de líderes de replegar a su gente, pero nadie quiere ser el primero en poner el ejemplo.