9 de febrero de 2018

Tribuna Pública

Francisco Javier Copeño Castro

*Los riesgos de ser incluyentes en Morena, están a la vista…
*Si los “Nayos” están afiliados, pueden participar en las asambleas…
*Los aliados y coaligados, también quieren su huesito…
*Más de cinco mil afiliados y los Nayos sólo son 700, fácil le ganan…
*Se aceptan las reglas del juego o adiós aspiraciones locales…


Lo dijimos en una entrega anterior, con eso de la única oportunidad de Morena para hacerse con el triunfo en próximo 1 de julio, y que debido a ello le estaba  dando cabida a todos los que quisieran sumarse al Proyecto Alternativo de Nación que encabeza el tres veces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador de la Coalición “Juntos Haremos Historia”, fuera quien fuera, porque lo único importante aun y pasándose por el arco del triunfo los principios de Morena y sus fundadores, se estaba jugando con fuego y que el meter a perros y gatos en un costal traería consecuencias, porque no sólo los morenos podrían aspirar a cargos de elección, sino también sus aliados, y ahí estaría el problema. Primero porque de por sí los tres grupos que existen en Iguala no se ponen de acuerdo en quienes los representarán en las elecciones; y después, porque el riesgo de que quienes se sumen a su lucha también quieren su huesito y obviamente si se cumple con el único requisito de estar afilado para poder votar en las asambleas, les asiste la razón a los dirigentes de la organización “Tierra y Libertad”, cabe aclarar que dichos personajes no son unas blancas palomitas, sin embargo como dice el dicho “la culpa no la tiene el “indio” sino quien lo hace compadre”. El grupo encabezado por el ingeniero Antonio Helguera, anda dando palos de ciego en eso de las declaraciones que hace, porque por ejemplo, en la conferencia que dieron la semana pasada donde su grupo presentó a sus propuestas a los distintos cargos de elección popular y donde se dijeron de la línea institucional, mencionaron que tenían más de cinco mil afiliados y en la asamblea del 3 de febrero quienes fueron a votar no llegaron ni a quinientos, contando a la gente que llevó Bernardo Cayetano Hernández a quien solicitó el mismo Helguera que “El Nayo” apoyara sus propuestas, -según el dirigente de “Tierra y Libertad” claro está- pero le quiso jugar al vivo en la asamblea del 6 de febrero y entonces, el ex regidor por el PRD, llevó ahora sí a su gente quien afirma que está afiliada a Morena en tiempo y forma y por tanto al verse rebasado y que podrían perder lo ya con anterioridad cocinado, lógicamente tuvo que oponerse a que se llevara a cabo la asamblea, bajo el argumento de que todos los Nayos en Morena son nuevos, tal vez pensando en que son ellos quienes han sufrido para hacer crecer a Morena, pero que su ambición de poder, -aunque digan lo contrario- los llevó a aceptar a quienes ellos mismos denostaban por el sólo hecho de pensar que “el fin justifica los medios” y ahí están las consecuencias. Tanto así que la asamblea programada para el día de ayer, nuevamente fue suspendida. El corporativismo y acarreo que tanto se critica en los otros partidos, es el mismo que se hace en Morena y en todos lados, pero se le critica más a Morena, porque son ellos quienes más condenan esas prácticas entre otras tantas y ese es el problema. Sin embargo algo tienen de razón los tan mencionados Nayos, ellos están organizados y aunque sus mismos integrantes han denunciado que muchas de las veces acuden a fuerza y en contra de su voluntad, porque las multas están muy altas sino acuden a dónde los cite su líder que hasta andan perdiendo sus casitas que por necesidad hacen lo que su líder les diga. Pero insistimos, eso lo debieron ver, analizar y denunciar en su momento, en estos momentos lo que le queda a los Helgueras, es llamar a todos los afiliados a Morena para que en verdad den muestras de ser demócratas y elegir a sus representantes a cargos de elección popular donde en verdad los elijan sus militantes, al fin y al cabo que el Nayo dice que tiene 700 afiliados, lo que quiere decir que fácil con mil o dos mil que lleve el casi diputado Helguera con eso le gana al Nayo, nada más que para llevar a esa gente se necesitan muchos recursos la gente por sí sola no va. Mientras los verdaderos Morenos en Iguala ya se sentían con los dados cargados a su favor hoy están ante el dilema de aceptar las reglas del juego o adiós aspiraciones. Insistimos, la política es así y quien tiene más saliva, lógicamente come más pinole. ¡Hasta la próxima y salud!