ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

15 de junio de 2017

Ejecutan a presunto jefe de secuestradores

Lo encontraron esta mañana con 2 tiros en la cabeza…
Presunto jefe de una banda de secuestradores, identificado como Jorge Riquelme Hernández, fue encontrado ejecutado con “tiro de gracia” esta mañana en el punto conocido como “La Joya”, en la comunidad de Tlaxmalac, municipio de Huitzuco de los Figueroa.


La víctima, identificado como Jorge Riquelme Hernández, originario y vecino de Tlaxmalac, traía puesta una camisa (uniforme) de Alumbrado Público del Ayuntamiento de Cocula. 
 * La víctima traía puesta una camisa del Ayuntamiento Municipal de Cocula

Agencias

El presunto jefe de una banda de secuestradores que operaba en esta región, fue encontrado ejecutado con “tiro de gracia” esta mañana en la comunidad de Tlaxmalac, perteneciente al municipio de Huitzuco de los Figueroa. Cabe mencionar que la víctima traía puesta una camisa con la leyenda de Alumbrado Público del Ayuntamiento Municipal de Cocula, sin que se confirmara hasta el momento que trabajara en dicho lugar.
De acuerdo con los primeros reportes policiacos, fue alrededor de las 10 de la mañana de este jueves, cuando al número de emergencias 911, habitantes de la comunidad de Tlaxmalac, en el vecino municipio de Huitzuco de los Figueroa, reportaron el hallazgo de un cadáver.
Al acudir las autoridades al punto conocido como “La Joya”, cerca de una cancha de futbol y terrenos de cultivo, confirmaron el reporte.
Tirado boca-arriba se encontraba el cuerpo sin vida de un hombre, al cual se le apreciaron lesiones por disparos de arma de fuego en la cabeza.
La víctima vestía un pantalón color azul oscuro, una playera color gris y sobre ésta una camisa color azul cielo, misma que tenía la leyenda Alumbrado Público Ayuntamiento Municipal de Cocula, con sus respectivos logos.
Familiares lo identificaron como Jorge Riquelme Hernández, de 34 años de edad, de quien dijeron había salido de su domicilio en esa comunidad a las 7 de la mañana para dirigirse a sus tierras de labor, ya que era campesino, por lo que dijeron desconocer las causas de su homicidio.
No obstante, en el lugar se escucharon versiones de los mismos habitantes del lugar, comentando que la víctima era reconocido como el “cabecilla” de una banda de secuestradores que opera en esa región, relacionada con al menos cinco secuestros.
Personal de la fiscalía realizó las primeras diligencias del caso, asegurando dos cascajos percutidos calibre 9 milímetros, ordenando el traslado del cadáver al servicio médico forense de Iguala, para la práctica de la necropsia de ley.