ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

18 de mayo de 2017

Samuel sólo tenía 16 años...

Su rostro infantil quedó en Facebook…
*   Victimarios y cibernautas lo satanizan…
El rostro sonriente, el lado infantil y bueno de Samuel, ahora sólo puede verse en un perfil de Facebook, en fotografías.

Jonathan Cuevas/API

Chilpancingo, Gro. 17 de Marzo del 2017.- Samuel González Saavedra tenía apenas 16 años de vida. Su cuerpo fue descuartizado y exhibido afuera de una escuela preparatoria, en Iguala, para anunciar una "limpia". Es acusado de delincuente por sus victimarios, y satanizado por usuarios de redes sociales.
El joven tenía una cuenta de facebook como casi todas las personas de su edad. Ahí, su semblante se muestra una y otra vez; alegre, afligido, serio, coqueto y hasta engreído, a veces. 
En la mayoría de imágenes parece un adolecente "normal", con amigos y familia. Su cara de niño hace pensar que no podría estar metido en lo que comúnmente se conoce como "cosas malas".
Pero entre las publicaciones refleja un lado malo de su personalidad; cuando en una fotografía hace ademanes con sus manos, simulando disparar un arma de fuego, o, cuando subía imágenes donde aparecían hombres armados y, en el texto indicaba: "trabajo es trabajo, sea cual sea".
Samuel estudiaba el primer año en la Preparatoria número 32 de la Universidad Autónoma de Guerrero (AUGro). Antes, según sus selfies, cursó la secundaria en la "Jaime Torres Bodet", donde tuvo amigos con los que sonrió, jugó, paseó. Así lo muestra su perfil en internet. 
Y también muestra a sus padres contentos, poniéndole regalos en sus manos para felicitarlo por haberse graduado el año pasado. 
Sin embargo, sus victimarios no sólo lo asesinaron, sino que destazaron su todavía pequeño cuerpo y lo usaron para exhibirlo, enviando un mensaje por medio del cual anunciaron una nueva "limpia", en la ciudad donde el Gobierno de Enrique Peña Nieto prometió traer la paz. 
Samuel apareció sin vida el pasado martes por la mañana, en la colonia “Adolfo López Mateos”. El mensaje que se dejó junto a su cadáver era claro: "esto va para todos los putos ratas"; con lo que lo acusaban de ser un delincuente. 
Y los usuarios de redes sociales continuaron satanizándolo, asegurando en diversas cuentas que se dedicaba a robar motocicletas. Muchos se congratularon por tan terrible muerte. 
En tanto, su familia le llora y está apunto de sepultar al joven en el que depositaron sus esperanzas para lograr el éxito en la vida. Su rostro sonriente, el lado infantil y bueno de Samuel, ahora se puede ver solamente en un perfil de Facebook, en fotografías.

En Guerrero, los grupos de crimen organizado o las autodefensas han tomado la justicia en sus manos, a su parecer; ante la indolencia, inacción y colusión de las autoridades encargadas de brindar seguridad y justicia. (Agencia Periodística de Investigación).