ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

25 de abril de 2017

Conato de bronca entre “carga-bolsas” Y ‘diableros’ del Tianguis del Mercado


* Salieron a relucir armas punzocortantes
Un connato de enfrentamiento se registró el pasado fin de semana en el estacionamiento de “Bodega Aurrerá”, entre un grupo de jóvenes, casi niños, de los llamados “carga-bolsas” y “diableros” del Tianguis del Mercado Municipal. (Fotos: José Luis Ramírez).

José Luis Ramírez Salgado

A punto estuvo de darse un enfrentamiento el pasado fin de semana entre jóvenes, algunos niños de los llamados “carga-bolsas”, que se encuentran afuera de la puerta principal de la “Bodega Aurrerá” y un grupo de  “diableros” del Tianguis del Mercado Municipal.
Los hechos se registraron en el estacionamiento de dicho centro comercial, donde al parecer los llamados “carga-bolsas” encararon a los “diableros”, quienes se introdujeron al lugar para responder las indirectas de los muchachitos “carga-bolsas”, quienes son señalados por varias personas de ingerir sustancias tóxicas en ese lugar.
En el estacionamiento los “diableros” corretearon a los “carga-bolsas”, saliendo a relucir  armas punzo cortantes por parte de los dos bandos, así como algunas piedras que fueron arrojadas durante la riña.
Durante al alboroto entró una persona mayor, como de unos 50 ó 55 años, quien les llamó la atención a los “diableros” sacándolos por la fuerza del estacionamiento. Al parecer se trató de algún familiar de ellos, ya que traía un mandil como el de los comerciantes del Tianguis.
Mientras esto sucedía, los “carga-bolsas” aún con piedras en las manos se refugiaron con los Policías Privados de “La Bodega”, quienes los introdujeron en la entrada principal para darles protección y desde ahí seguían insultando a los “diableros”, ya respaldados por los propios policías que “resguardan” dicha tienda de autoservicio.
A varios de los jóvenes se les veía con la mirada perdida, y hasta para hablar no se entendía lo que decían por lo que al parecer estaban intoxicados, mientras uno de ellos se recargó en uno de los policías privados para gritar “a mí no me hacen nada, aquí mi amigo el poli me hace el paro”.
Cabe mencionar que la gente que se dio cuenta de estos hechos, optó por alejarse del lugar, mientras que una señora que recorría el estacionamiento hacia la salida fue empujada por uno de los jóvenes “carga-bolsas”.

Por fortuna el incidente no pasó a mayores, pero sí debe servir para que la autoridad competente tome cartas en el asunto y se eviten mayores consecuencias.