ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

14 de marzo de 2017

Por seguridad, se mantiene cerrada la Escuela “Emperador Cuauhtémoc”

Aclara la directora del plantel
Por seguridad, se mantiene cerrada
la Escuela “Emperador Cuauhtémoc”
Guadalupe Campos Martínez, directora de la Escuela Primaria "Emperador Cuauhtémoc" de la colonia “Villa de Guadalupe”. (Foto: Rodolfo Soto). 

Rodolfo Soto Parra

La directora de la Escuela Primaria “Emperador Cuauhtémoc” de la colonia “Villa de Guadalupe”, Guadalupe Campos Martínez, indicó que para salvaguardar la integridad física de los alumnos la puerta del acceso principal se mantiene cerrada, pero cuando llegan las mamás con alimentos para sus hijos se les permite el acceso, toda vez que dicha colonia es “foco rojo” por los acontecimientos violentos que han sucedido en últimas fechas.
Dio a conocer que, “hace un mes tuvimos una reunión con todos los padres de familia donde se acordó que la escuela se cerraría completamente y sólo se permite el acceso-salida de los infantes. Les hice la sugerencia de que fuera un mes, pero viendo que los niños se resguardan bien cerrando la puerta acudieron a decir que así la mantuviera cerrada por seguridad”.
Destacó que es por seguridad para los niños y sus mamás, porque la puerta se abre hacia afuera; “una vez llegué y encontré a un señor en la puerta que estaba abierta y le pregunté qué deseaba. Me respondió que iba por una niña de tercer grado que lo había mandado su mamá, pero no supo decir cómo se llamaba la niña, lo cual me preocupó y cerré la puerta. Enseguida solicité el auxilio de una patrulla y se echó a correr hacia abajo”.
Campos Martínez aseguró que la colonia es “un foco rojo”, delicada, y los padres de familia no están de acuerdo en que se abra la puerta. Sin embargo, cuando tocan las mamás se les abre el intendente para que entreguen los alimentos a sus hijos y se retiran. “Ante las situaciones que hemos visto y personas que no conocemos me preocupa, pero los papás tienen la última palabra y si ellos dicen que se abra la puerta de acceso principal se abre. El próximo viernes tengo firma de boletas y voy a platicar con los papás”, abundó.

Por último comentó que la señora que vende la comida al interior de la escuela lleva años y los niños le compran, incluso las mamás entran a pagar el almuerzo de los infantes cuando los van a dejar, “cara no está porque se les cobra 12 pesos por las picaditas, quesadillas, tortas y tacos, pese al incremento de los productos de la canasta básica no se ha subido ni un peso desde hace 3 años que tiene la venta”, puntualizó la entrevistada.