ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

14 de marzo de 2017

FORO POLITICO

FORO POLITICO
Por: Salomón García Gálvez.

FUERO E IMPUNIDAD.
A estas alturas aún se desconoce en qué medida le afectará a la 61 Legislatura, el no haber aprobado la eliminación del fuero constitucional, y cuánto daña al Congreso Local la impunidad de que goza el diputado Saúl Beltrán Orozco, quien es acusado de dos homicidios, pero se encuentra amparado y hasta reclama que “le violentaron sus derechos humanos”.
La actual Legislatura aprobó la semana pasada -9 de marzo- la Ley Anticorrupción, pero ésta va trunca porque el fuero constitucional no fue eliminado; por eso la opinión pública tiene la percepción de que al diputado Beltrán Orozco se le protege.
Y uno de los legisladores que mostraron negativa a ultranza a la eliminación del fuero constitucional es el priista Héctor Vicario Castrejón, ex Delegado de la Sedatu, quien ha sido denunciado por el actual (Delegado), José Manuel Armenta, de perpetrar actos de corrupción (grandes negocio$$$) con la compra de terrenos para la reubicación de damnificados por los meteoros del 2013.
Vicario Castrejón, es presidente de la Comisión de Justicia del Congreso Local, y desde esa posición cualquiera piensa que nunca procedería en contra de su compañero Beltrán Orozco, a quien el ex diputado federal Catalino Duarte Orduño lo acusó de ser “el verdadero jefe de la banda de Los Tequileros”.
Hasta el momento el juicio de procedencia en contra del diputado Beltrán Orozco -en el Congreso Local- se encuentra congelado, en tanto el Fiscal General del Estado, Xavier Olea Peláez denunció que tanto el Ministerio Público del Fuero Común como una jueza de tierra caliente pudieron haber sido amenazados o recibido dinero para que se liberara la orden de aprehensión contra el diputado Beltrán Orozco, cuyo caso sigue siendo un escándalo que involucra a dos poderes -Legislativo y Judicial-.
¿CONTINUARÀN CARRERAS POLÌTICAS?
La política en México es diferente a la de otros países. Aquí, en cuanto un diputado o alcalde se sienta en la silla, ya está pensando el salto que va a dar después para encaramarse en otro puesto.
Es el caso de los actuales diputados locales guerrerenses, cuyos nombres -en corrillos políticos- ya suenan para el proceso electoral del 2018. Veamos:
Flor Añorve Ocampo, legisladora priista: Tendría dos opciones y aspiraciones: futura candidata a la alcaldía de su natal Taxco de Alarcón, o el Distrito federal 02 de Iguala de la Independencia.
Ricardo Mejía Berdeja, diputado por el Movimiento Ciudadano (MC): Sin duda será el próximo candidato a la presidencia municipal de Acapulco, donde es visto con gran simpatía por un importante segmento de la población.
Erika Alcaraz Sosa, diputada perredista: se le considera virtual candidata a la alcaldía de su natal Tixtla donde tiene bastante arraigo y trabajo político.
Flavia García García, representante priista por Chilapa: Sería la candidata natural por la otrora levítica ciudad. La diputada Flavia, es respetada y reconocida por su trabajo en favor de sectores vulnerables.
Ricardo Moreno Arcos, diputado priista por Chilpancingo: Se puede dar el lujo de ser candidato a la alcaldía de la capital por el partido que quiera, si los jerarcas tricolores le meten zancadilla. Hasta se acuñó el siguiente slogan: ¿Un Moreno para Morena?
Silvia Romero Suárez, carismática legisladora “perredista”: Sería una candidata de lujo para la alcaldía de su natal Iguala de la Independencia, donde diversos sectores la impulsarían de manera independiente.
Ma. Luisa Vargas Mejía, representante del PVEM: Exitosa mujer política empresaria, tendría hasta dos opciones para continuar su carrera política: candidata a diputada federal por el distrito federal 07, o pelear la capital del estado. Tiene el valor y arrojos suficientes.
UAGro: SALDAÑA EN CAMPAÑA.
Salvo incidentes “menores” como la suspensión de            un mitin por razones de inseguridad, o el robo violento de un vehículo a un universitario, la campaña del candidato a la Rectoría de la UAGro, Javier Saldaña Almazán, lleva un avance del 60 por ciento donde el aspirante ha tenido contacto y dialogado con miles de estudiantes de preparatorias y unidades académicas, quienes le hacen propuestas, demandas y peticiones para mejorar a la máxima casa de estudios.
Saldaña Almazán, ha sido bien recibido en la mayoría de los planteles y centros de trabajo de la UAGro, donde también ha sido receptivo de peticiones y demandas de catedráticos, empleados y estudiantes.
La campaña del candidato de unidad de la UAGro, dio inicio el pasado 3 de marzo, concluirá el próximo 21 del actual y las votaciones serán el día 23, desde temprana hora. No habrá “segunda vuelta”.
Saldaña Almazán, no tiene adversarios, así que su elección será tranquila, democrática, incluyente, y seguro que tendrá una copiosa votación donde la comunidad universitaria le refrendará su respaldo para que vuelva ocupar el máximo estrado de la UAGro… Punto.