ESTA ES UNA EDICIÓN PARCIAL DE LA INFORMACIÓN DE EL DIARIO DE LA TARDE... LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA...

26 de enero de 2017

Tribuna Pública Por Francisco Javier Copeño Castro

Tribuna Pública
Francisco Javier Copeño Castro


¿Qué alguien anda preguntando por un servidor? Como si nadie supiera donde encontrarnos. Lo anterior se deriva, por lo que hemos publicado en nuestras colaboraciones en este medio de comunicación y otros que nos dan la oportunidad de plasmar nuestras impresiones; en este espacio se han dado a conocer nombres de personajes de la vida política que han cometido irregularidades en su función precisamente pública; la vida privada de las personas son eso, y nadie debe meterse con ella, pero lo público es público y lo sentimos, sabemos que se causa polémica, con lo que escribimos, pero quien no tiene compromisos con nadie y menos con quienes ocupan cargos públicos, lo sentimos lo seguiremos haciendo hasta donde nuestro Padre Celestial nos lo permita, a pesar de las amenazas que nos hacen llegar a través de emisarios, cuando escribamos algo infundado, inventado y calumnioso, ahí están las instancias ministeriales para dirimir todo tipo de cuestiones, porque políticamente, jurídicamente y hasta periodísticamente, podemos hacerlo contra quien sea; no así y lo aceptamos contra fuerzas oscuras y personas que actúan por la espalda, porque ahí sí, nada podemos hacer. Cada quien es responsable de sus propios actos, por eso se debe tener cuidado, con lo que se dice, se piensa y se hace. En nuestras colaboraciones que siempre van sustentadas y fundamentadas, siempre hemos dicho la verdad y solamente la verdad y si alguien dice lo contrario que demuestre lo contrario. Nunca podríamos publicar algo que no nos consta ni que no veamos que tiene sustento  y fundamento. ¿Por qué decimos lo anterior? Fácil, desde hace tiempo hemos señalado que existen muchas irregularidades en el mercado municipal, por las denuncias de los locatarios, consumidores y declaraciones de muchos funcionarios y consumidores, quedarnos callados sería convertirnos en cómplices de todo eso; hay personajes que quieren justificarse y echarle la culpa a otros de sus acciones. Si existe algo que molesta a todos es que nos digan nuestras verdades, porque las mentiras y difamaciones nos tienen sin cuidado, pero cuando nos dicen la verdad sustentada claro que molesta y muchos actúan hasta con venganza. ¡Lástima por ellos! En el mercado municipal quien actúa bien y trabaja con honradez, transparencia y honestidad, podrán calificarlo de todo, menos de corrupto, ratero y todo o negativo que existe, Por eso siempre hemos dicho, si no quieren que se les critique, señale o se les digas sus verdades, no hagan chingaderas. Es fácil hacer las cosas bien, de la manera correcta. ¿Qué les cuesta? Mucho, porque eso significa no agarrar dinero que debe ir destinado a las arcas municipales para hacer más obras y mejorar servicios. Desde siempre hemos señalado muchas cosas que nos dicen, corroboramos y publicamos, por eso hemos tenido algunos problemas, políticos, jurídicos e inclusive periodísticos, pero no hay problema, sabemos que conlleva este tipo de trabajo, pero no seremos cómplices de anomalías. Hoy ha causado resquemor, furia y pensamientos vengativos, por una publicación en contra de quien siempre respetamos y admiramos como persona, pero eso es otra cosa, porque como político la verdad siempre nos juró que nunca había firmado nada fuera de toda norma legal a pesar de que se lo advertimos, inclusive le dijo a alguien que solo inventábamos y que no teníamos pruebas de nuestros dichos, pero que cuando le publicaron algo que ya habíamos mencionado en este espacio, pensó en nosotros. ¡Gracias! Pero está equivocado. Lo que si podemos decir es que los únicos intereses que tenemos en el mercado municipal, es que las cosas se hagan bien, ya basta de tantas porquerías que se cometían al ampro del poder y lo único que comentamos en esta columna es que comerciantes del mercado municipal, nos comentaban que debido al rumor que se escuchaba de que un ex edil venía a relevar al señor Adrián Vilches Cabrera y conocer el nombre de quién se trataba, nos dijeron que sería lamentable que el alcalde diera ese nombramiento, pero también que el primer edil estaba en su derecho de nombrar a quien quisiera, aunque debería tener cuidado en el personaje que llegara, porque estar en el administración del mercado no era cualquier cosa. De todas formas esté quien esté si no cuenta con el apoyo, no logrará hacer nada y respecto a lo que comentó ayer ese ex edil, sencillamente lo vemos como una mera justificación infantil. ¿Por qué dice que es tan fácil dar por concluido un contrato si está mal? Y entonces, porqué dar esos documentos si saben que están mal. Además el decir que si el presidente los firmó, es que todo estaba bien y en todo caso la culpa es del actual administrador, como si no supiera que quien tiene un contrato vigente se ampara ante EL CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO, y a seguir un pleito legal que luego dura mucho. Por ejemplo: Qué pasó con los contratos que se tenían por 99 años. No pues está cabrón. Pero ya hemos dejado constancia –en buenas manos- de muchas anomalías existentes, así como el nombre de a quien hacemos responsable de lo que nos pase a un servidor, a mi familia y a mis cosas, porque no se vale decir que antes de que publicáramos eso, hubiésemos pensado en nuestra familia, que tenemos hijos y quien sabe cuántas cosas más. Pero solo Dios, nuestro Padre Celestial dirá la hora y la fecha para nuestro destino final. En nuestra próxima entrega le seguimos porque hay mucho, mucho más. ¡Hasta la próxima y salud!